La nueva casa hermandad de la O ya está casi terminada. Archivo

La O consigue liquidar prácticamente la deuda de la desviación de fondos

SEVILLA. Fernando Carrasco
Actualizado:

Aunque la Hermandad de la O no ha hecho públicas -sí a los hermanos de la corporación, que han estado informados en todo momento- las cuentas y el importe a que ascienden las irregularidades económicas que se detectaron a principios de año, y que incluso motivaron las dimisiones del hermano mayor y del mayordomo, la junta de gobierno accidental, encabezada por Carmelo Martín Cartaya, ha estado trabajando todo este tiempo para intentar paliar la situación en la que se encontraba inmersa la cofradía del Viernes Santo.

Tanto es así que para el próximo día 26 de octubre hay convocado un cabildo general de cuentas en el que, aparte de detallarse todo lo relacionado con la supuesta desviación de fondos y las deudas contraídas con distintos proveedores, Martín Cartaya anunciará la práctica liquidación de estas deudas, que podrían ascender, según pudo saber este periódico en su día, a unos dieciocho millones de pesetas.

En todo caso, Carmelo Martín Cartaya precisaba a ABC que «se ha trabajado muy fuerte para poder liquidar esta deuda. Pero con una buena administración ha sido posible. Incluso ya se lo hemos comunicado al vicario general de la Diócesis».

En dicho cabildo, la junta de gobierno expondrá detalladamente «todas las cuentas a los hermanos, por lo que pido que acudan, ya que aquí sólo hay transparencia y queremos que sepan cómo se ha llevado todo».

Igualmente, el hermano mayor accidental de la O explicó que «seguimos con la investigación de las cuentas, tanto en lo relacionado con la posible desviación de fondos como las deudas contraídas con los proveedores».

Este esfuerzo ha servido, igualmente, para poner al día todo lo relacionado con la construcción de la nueva casa hermandad que, como consecuencia de las irregularidades económicas tuvo que parase, y ha sido ahora cuando se han terminado los detalles del mobiliario, iluminación y el arreglo de algunas filtraciones que aparecieron, por lo que será inaugurada y bendecida el día 18 de diciembre, coincidiendo con la festividad de la Expectación de la Virgen. Será monseñor Amigo, con quien la junta de gobierno se reunió ayer, quien la bendiga.