En el congreso participan 800 profesionales
En el congreso participan 800 profesionales - V. GÓMEZ
Congreso

«La obesidad es la epidemia del siglo XXI»

Expertos se reúnen en Sevilla para analizar los mejores tratamientos y las medidas de prevención de la enfermedad

SevillaActualizado:

Para combatir la obesidad es necesario dar un tratamiento integral al paciente obeso, además de prevenir y concienciar a la sociedad de que se trata de una grave enfermedad. Esos son algunos de los planteamientos que se pondrán sobre la mesa en el II Congreso «Obesidad y Complicaciones Médicas», una iniciativa conjunta de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), la Sociedad Española de la Cirugía de la Cirugía de la Enfermedad Mórbida y de las Enfermedades Metabólicas (SECO), y de la Sección de Obesidad de la Asociación Española contra el Cáncer (AEC) que se celebra en Sevilla esta semana y en el que participan 800 profesionales.

«La obesidad es la epidemia del siglo XXI». Así de contundente ha sido el doctor Francisco Tinahones Madueño, presidente de SEEDO, que asegura que «más de 50% de la población es obesa en España». «Es un problema muy grave que no se puede abortar diciéndole al sujeto que es obeso porque no tiene voluntad, eso es como decirle a alguien que le ha dado un infarto que es culpa suya por haberse estresado», reprocha. El especialista plantea, por tanto, que se lleven a cabo acciones políticas y sanitarias para concienciar a la población «de que la obesidad, también la infantil, es una enfermedad muy grave que va mucho más allá del problema estético». «A un niño hay que grabarle con fuego lo que es una dieta saludable y lo necesario que es el ejercicio», explica.

Por otro lado, Tinahones y el doctor Morales Conde, presidente del Congreso y de SECO, también ponen el punto de mira en la gestión de la obesidad por parte del sistema público de salud. «Es muy grave que los fármacos para la obesidad no los cubra el sistema sanitario de salud», han asegurado. «En cuestión de costes también beneficiaría tratar la obesidad: sin ella, apenas existiría la diabetes tipo II, que supone el 9% del gasto sanitario, y habría menos patologías de otros tipos como cáncer o infertilidad», detalla el doctor Morales, que ha asegurado que «los servicios y los tratamientos que tratan la obesidad en España están a la cabeza internacionalmente».

El caso del joven de San Juan

En cuanto al caso del chico de San Juan de Aznalfarache que ha fallecido con 300 kilos de peso, los expertos que han participado en la presentación del congreso han lamentado «la conjunción de todos los factores peores». Por un lado, la pobreza, «que está muy relacionada con la obesidad», y la idea, que se da veces se da en la sociedad, «de que ser obeso es un problema menor». «Se empieza a intuir el cambio de mentalidad, pero es muy importante que la sociedad sea consciente de que ser obeso es estar enfermo y de que tiene que cambiar sus hábitos de vida no ya por estética, sino por salud».

Por su parte, el doctor Pedro Pablo García Luna ha afirmado que, aunque el caso del chico de San Juan es muy llamativo, «hay muchos pacientes por cuestiones derivadas de la obesidad que fallecen y nadie se entera». «Es una desgracia terrible que, espero, sirva para que la gente comprenda que la obesidad es un problema».