Presentación de la exposición que acogerá la Seo sevillana - M.J. LÓPEZ OLMEDO

La ocasión de ver 16 obras de Murillo con la Catedral de Sevilla como marco

La muestra, asumida por el Cabildo, incluirá también 40 documentos, libros y grabados sobre el pintor sevillano

SEVILLA,Actualizado:

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha presentado este martes la exposición que albergará la Catedral, del 8 de diciembre hasta la misma fecha del próximo año, titulada «Murillo en la Catedral: la mirada de la santidad» con motivo del 400 aniversario del nacimiento del pintor sevillano, y que estará compuesta por un total de 16 obras y 40 documentos originales de su época.

Además de Asenjo, al acto de presentación han acudido el deán-presidente del Cabildo Catedral, Teodoro León; la conservadora de bienes muebles de la Catedral y comisaria de la exposición, Ana Isabel Gamero, y el adjunto a la comisaría de la exposición, Joaquín de la Peña.

La exposición, que permanecerá en la Catedral hispalense durante el 'Año Murillo', tendrá como núcleo el patrimonio de este lugar, con obras que fueron pensadas para su permanencia en el templo religioso. Así, según ha informado León, la muestra está pensada en la línea de la institución «incidiendo en el objetivo de evangelizar». Por ello, la exposición asumida por el Cabildo «establece un triángulo entre el pintor, la obra y el espectador», a la vez que pone de manifiesto «la aportación de religiosidad» que realizó Murillo.

En esta línea ha coincidido el arzobispo quien ha recalcado que el Cabildo se ha querido sumar a la celebración del aniversario del pintor cuya obra estuvo marcada por la «dimensión cultural, pastoral y evangélica». Con respecto a las imágenes, Asenjo ha destacado que el patrimonio eclesiástico tiene una «gran labor divulgativa», presente también en la muestra de Murillo que va a acoger la Catedral.

En lo referente a la muestra, serán un total de 16 las obras expuestas en diversas zonas de la Catedral, además de 40 documentos, libros y grabados sobre el pintor sevillano.

Las obras

Así, en la Capilla de San Antonio, los visitantes podrán visualizar obras como «San Fernando», «La Virgen entregando el Rosario a Santo Domingo» -cedido por el Palacio Arzobispal-, «El Ángel de la Guarda» y «La Beata Dorotea» -ambas mediante reproducciones de alta resolución-, «El bautismo de Cristo» y «Visión de San Antonio».

Allí también se expondrán las obras «Fiestas de inauguración de la Iglesia del Sagrario de la Catedral», «Retrato de Justino de Neve» y «Retrato de Bartolomé Esteban Murillo». Además de ellas, el público podrá contemplar la sepultura de Justino de Neve, el transparente del aparato del Corpus, un tapiz filipino que data del siglo XVII y el simpecado de la Concepción del siglo XVII.

En la Sacristía Mayor se encontrará más obras pictóricas del pintor sevillano como «San Isidoro» y «San Leandro». Sin embargo, la Sala Capitular será el lugar donde se encuentren el mayor número de obras originales como son «Inmaculada Concepción», «Santa Justa», «Santa Rufina», «San Fernando», «San Hermenegildo», «San Pío», «San Leandro», «San Isidoro» y «San Laureano». Esta gran cantidad de obras se debe a que en ese preciso lugar era donde se tomaban las decisiones canónigas, por lo que las obras tenían como objetivo «inspirar a los religiosos».

Además de la muestra, también se va a instalar una serie de paneles pedagógicos en torno a la figura de Murillo con temas que abarcarán desde el Concilio de Trento, la religiosidad popular, la familia o cronogramas del pintor, entre otros.

Catálogos, libros y un cómic

Paralelamente, con el fin de contribuir a la difusión del legado religioso y cultural de Murillo, el Cabildo ha preparado un catálogo general de la exposición, con un total de 300 páginas sobre estudios de la colección murillesca de la Catedral. También se va a editar un libro-guía sobre la exposición y sus características principales.

Como material didáctico para el público infantil, se ha editado un cómic sobre la vida del pintor. Además, también se ha preparado un soporte digital basado en un código QR que permitirá descargar en dispositivos móviles contenido auditivo con la explicación de la muestra.

La exposición comenzará el 8 de diciembre y permanecerá abierta al público hasta el mismo día de 2018. El horario de la misma será de lunes a sábado de 11:00 horas a 18:00 horas, mientras que los domingos estará abierta de 14:30 horas a 19:00 horas. El importe de la exposición estará incluido en el precio de la entrada a la Catedral, siendo gratuito para los residente en la Diócesis de Sevilla.

Año de preparativos

Con motivo de la exposición que este martes se ha presentado en rueda de prensa, durante todo el año se han realizado intervenciones en la Catedral, concretamente, en el inmueble y en el patrimonio mueble.

Así, en la Sacristía Mayor se han realizado trabajos de mejora en varios puntos de la solería mediante la intervención en los mármoles deteriorados del pavimentos de la Sacristía. También se ha mejorado la iluminación de las pinturas San Isidoro y San Leandro.

En la Sala Capitular se han realizado trabajos de mantenimiento y conservación preventiva durante julio y agosto. Las actuaciones se han centrado en relieves, vidrieras, tondos, el marco de la Inmaculada Concepción, además de la consolidación en las pinturas murales, la estructura del sitial y la escribanía. Además, se ha mejorado la iluminación de la bóveda elíptica y las pinturas junto con el focalizado del sitial y la escribanía.

Con respecto a la Capilla del Bautismo, se ha mejorado la iluminación general de la misma lo que va a permitir contemplar sin brillos en la pintura «La Visión de San Antonio». En dicha obra, la parte inferior del cuadro y el marco de la misma van a ser intervenidos.

Por último, se ha mejorado la iluminación de todas las pinturas de Murillo y se han intervenido en algunos documentos sobre el pintor mediante labores de limpieza y mantenimiento.

Además de estas actuaciones, se han llevado a cabo investigaciones en los archivos capitulares y en la biblioteca Capitular Colombina permitiendo la exposición de documentos, libros y grabados originales. Entre ellos, los pagos por trabajos realizados o el expediente matrimonial de Murillo.