ACS se ofrece a construir un «tren de levitación» que una Cartuja y Blas Infante

ACS se ofrece a construir un «tren de levitación» que una Cartuja y Blas Infante

Tendría una extensión de 6 kilómetros, un coste de 165 millones y se ejecutaría en 18 meses

JOSÉ LUIS LOSA. SEVILLA
Actualizado:

El prometido proyecto del Gobierno central para recuperar la vía que llegaba hasta el apeadero del AVE en la Cartuja y prolongarla hasta Puerto Triana y el Charco de la Pava lleva años de retraso. Sin embargo, ahora es una firma privada la que ha tomado la iniciativa y le ha presentado a las administraciones un proyecto pionero que arreglaría muchos de los problemas de tráfico en la Cartuja y situaría a la capital andaluza a la vanguardia tecnológica de Europa.

El Grupo ACS, multinacional española de construcción y servicios, ha propuesto la instalación de un tren de levitación magnética que una la Cartuja con Blas Infante a través del muro de defensa. El tren de levitación magnética, conocido internacionalmente como Maglev, es la última tecnología mundial en ferrocarriles y consiste en que el tren levita mediante un flujo magnético que levanta el aparato unos milímetros y lo hace avanzar, sin rozamiento con las superficie. En estos momentos sólo existe esta tecnología en funcionamiento en China, concretamente en Shangai.

En España, el Grupo ACS, a través de su filial Cobra, ha desarrollado la tecnología y pretende implantarla para que pueda ser homologada por las autoridades europeas. Para ello, ha desarrollado un novedoso proyecto piloto que ya ha presentado al Círculo de Empresarios de Cartuja 93, a la dirección del Parque Científico y Tecnológico, al Ayuntamiento de Sevilla y a la Junta de Andalucía. La idea es construir un tren de levitación magnética que comenzaría su recorrido en el actual apeadero del AVE en la Cartuja y finalizaría en Los Remedios, concretamente en la avenida de Blas Infante. Se trata de un recorrido de seis kilómetros, casi el mínimo necesario para la funcionalidad de este sistema magnético.

Nueva tecnología

La idea de la multinacional española es hacerse cargo tanto de la construcción como de la posterior gestión de este medio de transporte, aunque aún tiene que negociar con las administraciones públicas todos esos «detalles». Para ello, esta misma semana está prevista una reunión en la sede del nuevo Distrito 12 de Sevilla, el antiguo Pabellón de Mónaco, al que también asistirán representantes de la Junta a través de Ferrocarriles Andaluces, dependientes de la Consejería de Obras Públicas. Tanto el Ayuntamiento, a través de su Delegación de Movilidad, como Cartuja 93 han acogido con gran interés el proyecto.

Además, la idea de ACS es incorporar tecnología de empresas desarrolladas en el propio parque científico y tecnológico sevillano, lo que elevará su prestigio internacional. Junto a ello, la firma podría negociar que los vagones se construyan íntegramente en Andalucía, aprovechando la planta jiennense de CAF-Santana.

Coste

El coste de la operación depende de muchos factores ya que ACS ha presentado tres alternativas de recorridos y diversas fórmulas, desde la doble dirección a una única vía con el tren cubriendo continuamente la distancia entre Cartuja y Triana mediante un único aparato.

La propuesta finalmente respaldada supone un coste estimado de 165 millones de euros y contaría con una vía elevada que transcurriría por el muro de defensa y contaría con diversas paradas, entre ellas en el cruce con la avenida de Coria y en Puerto Triana, una de las más reclamadas desde hace tiempo el Ayuntamiento a la Junta y el Gobierno Central para evitar el colapso de la zona una vez que entre el funcionamiento el rascacielos que actualmente construye Cajasol.