El Pabellón Real en obras en septiembre de 2018
El Pabellón Real en obras en septiembre de 2018 - Rocío Ruz

El Pabellón Real de Sevilla puede acoger el legado de Aníbal González

La familia del afamado arquitecto respalda esta iniciativa municipal

SevillaActualizado:

El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo de Sevilla, Antonio Muñoz, anunció este jueves la intención municipal de que el Pabellón Real, realizado por Aníbal González con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929 y ubicado en la plaza de América del Parque de María Luisa, acoja un centro de interpretación del arquitecto sevillano; una iniciativa para lo que el Ayuntamiento contará con el apoyo de la familia.

Muñoz confirmó este proyecto durante la presentación del catálogo técnico del Pabellón Real realizado por parte de la empresa Díaz Cubero S.L., donde se detalla el proceso de restauración y conservación del citado inmueble, abordando los procesos y las técnicas empleadas para poner en valor uno de los edificios más característicos del Parque María Luisa.

La idea proyectada es que las instalaciones sean un punto de referencia de la Exposición Iberoamericana de 1929 ligada a este arquitecto, teniendo en cuenta que la ciudad tiene «una asignatura pendiente» con él. «Éste nos parece el sitio idóneo para desarrollar un centro de interpretación y que pueda acoger todo su legado», afirmó ayer el concejal, tras recordar que hay una moción plenaria aprobada relativa a impulsar un lugar que reconozca su aportación a la cultura y el patrimonio hispalense.

Muñoz explicó que para llevar a buen puerto esta idea habría que crear una comisión donde la familia de González tenga «un papel importante en relación a qué se va a exponer aquí», señalaba ayer el delegado municipal. «El edificio tiene que recuperar la vinculación con quien lo hizo», aseveró, advirtiendo que actualmente alberga dependencias municipales del área de Empleo, que podrían ser trasladadas a otro emplazamiento.

Al respecto, el nieto de Aníbal González, que comparte nombre con el arquitecto y estaba ayer presente en la presentación del catálogo, se mostró «muy contento» con el anuncio y afirmó que la familia está «dispuesta desde el primer momento a que se haga» y que pondrá de su parte para que el Pabellón Real sea la sede oficial del legado del afamado arquitecto municipal.

Desde la familia subrayan que hay material suficiente para dotar de contenido el centro de interpretación y valora el emplazamiento de la Plaza de América, que fue diseñada por González junto a todos sus pabellones. «Nosotros pensamos en realizarlo en la Plaza de España, pero no pudo ser por distintas circunstancias», matizó ayer.

Los datos de la restauración

La rehabilitación de este inmueble regionalista se ha desarrollado entre julio de 2017 y octubre de 2018, y ha contado con una inversión de 1,1 millones. El objetivo de esta actuación era hacer frente al grave deterioro de la fachada, que presentaba riesgo de pérdidas irreversible de algunas piezas.

En este sentido, Muñoz mostró su satisfacción por «las cosas bien hechas» ante una obra «compleja» para recuperar este edificio de la Exposición Iberoamericana 1929, que combina ladrillo visto y cerámica, y para lo que se han usado técnicas artesanales unidas a la innovación en el campo de la restauración de inmuebles.

Así, desde el equipo responsable de la obra se subrayaba ayer la gran proporción de elementos artísticos de la fachada y el uso para su recuperación de técnicas en «peligro de extinción» a las que se les han aplicado las nuevas tecnologías. Fuentes municipales señalaban que la intervención se ha realizado siempre con el «máximo respeto» a las piezas tratadas, primando la recuperación de las existentes, aunque fuera más costoso, sobre la realización de otras nuevas.

Las obras, desarrolladas por la empresa Díaz Cubero, se centró en recuperar y restaurar los azulejos, cerámicas y piezas de terracota del Pabellón Real, además de aplicar tratamientos contra la humedad en las bases de sus muros.

En este sentido, Muñoz quiso poner en valor el trabajo realizado durante este mandato para «enriquecer el patrimonio y la oferta turística» de la ciudad. Así, mencionó la Casa Velázquez, que está en fase de intervención para convertirla en punto de referencia del pintor, como ocurrirá con la casa de Luis Cernuda o la Casa Murillo.