Rectorado de la Universidad Pablo de Olavide
Rectorado de la Universidad Pablo de Olavide - ROCÍO RUZ
Veinte aniversario

Pablo de Olavide, la Universidad de los dobles grados y el inglés

El campus de Sevilla es referente en dobles titulaciones y movilidad pero aún le faltan las ingenierías

SEVILLAActualizado:

Dice el viejo tango que veinte años no es nada pero a la Universidad Pablo de Olavide, que este curso celebra su vigésimo aniversario y que fue considerada la hermana pequeña de la Universidad de Sevilla, le ha dado tiempo a mucho. Por las aulas de la carretera de Utrera han pasado cerca de cien mil estudiantes. Sólo en este curso se contabilizan 12.000 estudiantes que están cursando alguna de las 39 titulaciones (grados y dobles grados) a las que se suman otras 6 en el centro adscrito San Isidoro de CEADE.

Desde sus facultades durante estos años se han marchado al extranjero (en programas Erasmus y otras variantes) 6.321 jóvenes mientras que han llegado 9.529 extranjeros desde 2001. Hay 84 grupos de investigación y cinco empresas de base tecnológica y 5.300 personas han estudiado en el aula de mayores, mientras que a los cursos de verano de Carmona asistieron 14.172 estudiantes.

Pero, cifras aparte, si en algo ha destacado esta joven universidad es en la innovación ya que, como dice su rector, Vicente Guzmán, supuso «aire fresco» frente al modelo tradicional. Con un profesorado joven, pendiente de las nuevas tecnologías y más próximo. «Son profesores más cercanos y con una metodología nueva frente a la eminencia de otras universidades», dice Irene Serrano, delegada general del consejo de estudiantes y que cursa 5º de Derecho y Criminología.Unos profesores que, según destaca, imparten clases a grupos más reducidos y que fueron los primeros en adaptar su oferta al sistema europeo de créditos.

La UPO, como se conoce a la universidad bautizada con el nombre de un ilustrado peruano fallecido en Baeza en 1803 y de vocación americanista, fue la última universidad pública que se creó en España pero la primera que introdujo en el mapa universitario andaluz los dobles grados y que permitió titularse en dos carreras en un tiempo menor que si se cursaran por separado.

Y, de hecho, uno de esos estudios, Administración y Dirección de Empresas (ADE), es «una de sus banderas» según Guzmán, que presume de que fue la primera en implantar la enseñanza en inglés.Primero en asignaturas sueltas y luego en titulaciones completas. La Facultad de Ciencias Empresariales estrenó los grados en inglés en el curso 2009-2010 que después copiarían otras. Fue una de las primeras en tener acreditación para realizar exámenes de inglés y francés.

Sin embargo, pese a que su rector presume de que es una de las cinco primeras universidades españolas en productividad investigadora, fue víctima de recortes que le impiden completar su implantación más allá de Biotecnología (la carrera con mas nota de corte), algunos dobles grados emblemáticos, como Derecho y Criminología o la también pionera, Ciencias Ambientales. Su asignatura pendiente son las ingenierías, ya que sólo ofrece alguna de Informática y una compartida con la US de Agrónomos. Y le faltan aún egresados más conocidos que la política Inés Arrimadas o la jugadora de waterpolo Lorena Miranda.