Arcos y columna del Palacio de Al-Mutamid hallado en el Patio de Banderas - ABC VÍDEO: ANTONIO PERIÁÑEZ

El Palacio de Al-Mutamid es una «imitación» de Medina Azahara

El arabista Rafael Valencia analiza los parecidos entre las dos joyas arqueológicas y explica que la arquitectura abadí seguía los patrones de la omeya

SevillaActualizado:

Pocas personas saben tanto de Al-Mutamid como Rafael Valencia, profesor de Lengua Árabe, Historia del Islam, Historia de al-Andalus y Literatura de al-Andalus en la Universidad de Sevilla. Por eso el también director de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras ha recibido dos impactos este fin de semana: la declaración como Patrimonio de la Unesco de Medina Azahara y el hallazgo del Palacio del rey poeta en el Patio de Banderas. Valencia ha analizado las imágenes del descubrimiento que ha publicado ABC y encuentra claras similitudes entre ambas joyas arqueológicas: «La influencia que pudo tener Medina Azahara en la arquitectura del Patio de Banderas es lógica porque en el entorno estaba la antigua Casa de Gobierno, que simboliza el momento de la entrada en Sevilla de Abderramán III en el año 913 bajo los cánones omeyas».

Para el profesor, la comparación es inevitable porque posteriormente, «en la época de los taifas, el siglo XI, uno de sus fundamentos es la imitación, en el mejor sentido de la palabra, de las concepciones omeyas, por lo que no es extraño que hayan aparecido formas similares».

Medina Azahara, en Córdoba
Medina Azahara, en Córdoba - ABC

Valencia se refiere a los «tres tipos de arcos califales y las columnas», que guardan un parecido asombroso, ya que «también hay que tener en cuenta que Medina Azahara fue destruida en el año 1013, cuando entran los bereberes en Córdoba en el proceso de caída del Califato, y en el año 1070 la ciudad omeya es incorporada a los territorios del reino abadí de Sevilla y se traen algunos materiales de Medina Azahara, entre ellos, por ejemplo, el capitel de la columna noroccidental del Patio de las Muñecas del Alcázar, que procede de allí».

Esto no quiere decir que las columnas descubiertas en el Patio de Banderas procedan del monumento cordobés porque para afirmar eso habría que hacer un estudio mucho más detallado y no es posible certificarlo a primera vista. Además, Rafael Valencia incide en que «hubo muy probablemente obras específicas de los abadíes», por lo que «habría que ver cada capitel, aparte de tener todos una estética claramente omeya, que es la línea en la que están los monarcas». Lo que sí demuestra es que el rey poeta construyó su palacio a imagen y semejanza de Medina Azahara, probablemente sobre los restos de la edificación anterior del propio Abderramán III, y que todo se ha conservado de forma extraordinaria a lo largo de casi mil años, un largo tiempo que curiosamente ha venido a coincidir en el mismo fin de semana en Córdoba y Sevilla.