El coche del «Cheíto» tras la persecución del pasado domingo - ABC
Tribunales

Pasa a disposición judicial el «Cheíto», detenido el pasado domingo tras una persecución

Este conocido delicuente está considerado el alunicero más peligroso de Sevilla

SevillaActualizado:

La Policía Nacional ha trasladado en la mañana de este miércoles a José C.M., alías «Cheíto», considerado el alunicero más peligroso de Sevilla, a los juzgados de Dos Hermanas, donde ha quedado a disposición de la autoridad judicial después de ser detenido en la tarde del pasado domingo tras una persecución desde la localidad nazarena hasta las Tres Mil Viviendas.

Fuentes del caso han señalado a este periódico que ahora el Juzgado de Instrucción número 4 de Dos Hermanas, en funciones de guardia, tomará declaración a José C.M. y al otro varón, ocupante del coche, detenido durante la persecución. Además, oirá las peticiones de las partes sobre la situación personal ambos.

No obstante, todo hace indicar que está causa será instruida por el Juzgado de Instrucción número 3 de la localidad nazarena. De otro lado, existen distintas requisitorias sobre «Cheíto» de distintos juzgados que seguirán instruyendo cada órgano judicial.

La Policía de Dos Hermanas llevaba varios meses siguiendo la pista del peligroso delincuente, quien mantiene una docena de reclamaciones judiciales abiertas y tres órdenes de ingreso inmediato en prisión.

El pasado domingo, sobre las 17,15 horas, una patrulla de paisano de la Policía Nacional de Dos Hermanas, en tareas preventivas dentro del plan especial contra los robos en casas, observó en el interior de un coche a «Cheíto», «un experimentado delincuente especializado en robo con violencias en viviendas y alunizajes en tiendas», según la Policía Nacional.

Objetos de un robo en Tomares

Los agentes dieron el alto al vehículo, pero «Cheíto» y su acompañante emprendieron una huida por las calles de la localidad nazarena, continuando por Montequinto y finalizando en las Tres Mil Viviendas, donde un reventón de la rueda le obligó a detenerse, tras chocar con varios obstáculos antes.

Durante la huida, «Cheíto» embistió hasta en tres ocasiones a los agentes que se cruzaban por su camino. El alunicero iba a bordo de un Seat León, vehículo fetiche de los aluniceros por las características del modelo y que quedó inservible tras el reventón del neumático. No obstante, intentaron huir a la carrera por las calles de las Tres Mil Viviendas pero fueron detenidos «Cheíto» y el otro ocupanto del coche, sin confirmarse aún sin pertenece al clan de los Mikhailovich.

En el coche, que se ha confirmado que era robado, se hallaron instrumentos para llevar a cabo robos en casas, establecimientos y otros coches, así como objetos procedentes de un robo en una vivienda en Tomares, que ya han podido recuperar sus propietarios.

La última detencióndel «Cheíto» fue hace casi un año, el 18 de septiembre de 2018, cuando agentes de la Policía lo arrestaron en similares circunstancias, tras una peligrosa persecución que acabó en Los Remedios, de la que fue puesto en libertad en noviembre, tres días después de que otro juzgado ordenara su ingreso en prisión para que empezara a cumplir condena.

Desde entonces se encontraba en búsqueda y captura. Los agentes estaban tras la pista del «Cheíto» hasta que este domingo lo localizaron en Dos Hermanas a bordo de un Seat León, vehículo fetiche de los aluniceros por las características del modelo.