Juan Espadas en una visita a las Realesl Atarazanas de Sevilla
Juan Espadas en una visita a las Realesl Atarazanas de Sevilla - FELIPE GUZMÁN
ARQUITECTURA

Patrimonio autoriza el centro cultural de La Caixa en las Atarazanas

Considera que el proyecto de restauración no incrementa su volumetría y no afecta al BIC ni su entorno

SEVILLAActualizado:

La Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta, ha dado el visto bueno a la construcción de un centro cultural en las Reales Atarazanas por entender que las obras que se desarrollarán en ese inmueble no afectarán a este Bien de Interés Cultural (BIC) y respetarán sus valores culturales. La Gerencia de Urbanismo esperaba esta última autorización para otorgar licencia de obras a este proyecto del arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra, que será financiado por la fundación La Caixa y la Junta de Andalucía. La citada fundación ha comprometido ya en este proyecto una inversión de 10 millones de euros y 200.000 euros anuales para su mantenimiento, además de lo que gastará en el nuevo CaixaForum en el edificio podio de la Torre Pelli.

El citado órgano autoriza el proyecto con las modificaciones introducidas en la volumetría de las nuevas cubiertas de las naves superiores y en la atarazana central porque no tiene una incidencia negativa en este BIC de 7.200 metros cuadrados, situado en la calle Temprado, en pleno centro de Sevilla, según ha podido saber ABC. El proyecto incluye en su presupuesto ciertas cantidades para las intervenciones arqueológicas y de intervención, ya que durante las obras tienen ciertas cautelas arqueológicas. El proyecto de intervención arqueológica preventiva lo llevará a cabo Álvaro Jiménez Sancho.

Proyecto

Vázquez Consuegra mantiene libre de usos el espacio medieval de la planta bajo, lo que permite la contemplación de su arquitectura. Asimismo, ubica la sala principal de exposiciones en la planta primera del edificio, de planta clásica basilical, y concentra los nuevos usos en la planta alta de las naves, donde es más viable la intervención arquitectónica. El proyecto mantiene la entrada por la calle Temprado y propone una entrada adicional por la calle Dos de Mayo para conectar el río y la catedral de Sevilla, lo que supondrá el desmontaje del enrejado del siglo XVIII, al que se le buscará otra ubicación.

Con esta autorización de la Comisión Provincial de Patrimonio se salva uno de los principales escollos que tenía este proyecto, que viene a sustituir al CaixaForum. En 2014, la Gerencia de Urbanismo exigió un plan especial para la rehabilitación de las Reales Atarazanas porque «se trataba de una zona delicada y además un bien protegido con más de 800 años de antigüedad». Ahora la Comisión Provincial de Patrimonio y el Ayuntamiento entienden que no hace falta un plan especial porque se trata de un proyecto de restauración que no aumenta la volumetría de este edificio protegido.

En 1992, este monumento dejó de ser sede del cuartel de la Real Maestranza de Artillería y un año después fue adquirido por la Junta de Andalucía, que ha desarrollado estudios y actuaciones en el inmueble. En 2008, el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura elaboró un documento para establecer los criterios que debería tener cualquier intervención en las Reales Atarazanas para su rehabilitación y adaptación a uso cultural.

En julio de 2015, la Comisión de Patrimonio de la Junta de Andalucía informó favorablemente el proyecto de la fundación La Caixa en las Reales Atarazanas pero como está dentro del Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural (BIC), exigió al promotor un proyecto de ejecución y conservación que debía dejar claro qué partes se suprimirían y cuáles se restaurarán antes de que el delegado provincial de Cultura diera el visto bueno definitivo al proyecto.

Del siglo XI al XIII

Las Atarazanas continen murallas andalusíes de la ciudad de Sevilla y dos torreones de los siglos XI a XIII. En ella hay 7 naves o arsenales medieval cristianas, que formaron parte del complejo primitivo de 17 naves que fueron construidas por Alfonso X en 1252, conservando su altura original, aunque con seis metros enterrados. Por todo ello, son los restos de las atarazanas medievales de mayor tamaño de Europa. Además, tiene maestranza de artillería construida por Carlos III a finales del siglo XVIII, en un estado magnífico de conservación.

El edificio fue declarado monumento histórico-artístico en 1969 y Bien de Interés Cultural en 1985. Asimismo, está ubicado en el denominado sector 13 «Arenal» del conjunto histórico de la ciudad de Sevilla, que cuenta con un plan especial de protección del sector. Desde que se aprobó ese plan especial de protección, el Ayuntamiento de Sevilla tiene las competencias para autorizar directamente las obras que se desarrollen.