Pedro Sánchez, durante su intervención este sábado en Sevilla - Raúl Doblado

Pedro Sánchez comienza la campaña en Sevilla: «En España sólo hay una derecha, sin matices»

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a las generales ha asegurado que «el próximo 28 de abril España va a dar la espalda a la crispación»

SevillaActualizado:

Los primeros mensajes de campaña no han tardado en aparecer ni 24 horas. Después de que Pedro Sánchez anunciara ayer que convocará elecciones generales el próximo 28 de abril, este sábado ha participado en un acto del partido en Sevilla para proclamar candidato socialista de la capital andaluza a Juan Espadas y ha comenzado a lanzar sus grandes titulares electoralistas de cara a esa cita.

En primer lugar, ha asegurado que está «muy unido con Susana Díaz, que todo el mundo lo sepa» para levantar a la militancia andaluza y evitar que ocurra en España lo mismo que pasó el 2 de diciembre en Andalucía. Pero, sobre todo, su discurso ha ido dirigido al PP, Ciudadanos y Vox. «En España sólo hay una derecha, sin matices», ha exclamado para centrar todas sus reflexiones en esta misma idea. «Todos ellos entienden una sola España en la que caben ellos y quienes piensan como ellos y nosotros defendemos una España en la que cabemos todos», ha recalcado.

Sánchez se ha mostrado convencido de que ganará con solvencia las elecciones porque «el próximo 28 de abril España va dar la espalda a la crispación» y va a confirmar que «ser patriota es trabajar todos los días por que en España se viva mejor, que es lo que hacemos nostros». En esta línea, ha aventurado que «la primera medida del PSOE será aprobar unos presupuestos sociales», así como una reforma educativa y una serie de acciones «contra las desigualdades porque un país rico no puede tener niños pobres».

«El espantajo de Cataluña»

Para Sánchez, «el problema de la derecha no es cómo gobierna la izquierda, sino que gobierne la izquierda», por lo que acusa a Pablo Casado de «sacar el espantajo de Cataluña sin entender que aquí cabemos todos, que el PSOE quiere una España fraternal y no va a dar un paso atrás».

Por su parte, Susana Díaz se ha comprometido a «batirse el cobre sabiendo el reto histórico en el que se encuentran este país y sus ayuntamientos». La expresidenta de la Junta ha invocado la España «del bienestar que nos trajo Felipe González» recordando que «ahora tenemos el reto de repetir aquello y darle la vuelta como un calcetín a este país».

No obstante, Díaz no ha coincidido con Sánchez en el diagnóstico político y ha asegurado que en Andalucía «hay tres derechas -PP, Ciudadanos y Vox-, dos gobiernos -PP y Ciudadanos- y un guirigay». Por último, la líder del PSOE andaluz ha culpado a sus propios simpatizantes de la pérdida del gobierno de la Junta: «Si la gente no va a votar, la derecha volverá, que es lo que pasó aquí el 2 de diciembre, que muchos se quedaron en casa y se cogieron un día de asueto».