Inmaculada Aguilar y El Pele, epígonos de Manuel Ortega Juárez, Caracol. Millán Herce

El Pele e Inmaculada Aguilar gritarán está noche «¡Ay, Caracol!»

Por raro que parezca, serán dos cordobeses quienes reivindiquen la figura de un cantaor sevillano colosal: Manolo Caracol. El Pele, que se considera seguidor de su escuela, e Inmaculada Aguilar, que afirma que no quiere parecerse a Lola Flores, protagonizan una fiesta caracolera a unos metros de la casa donde nació el genio.

ALBERTO GARCÍA REYES
Actualizado:

SEVILLA. El director de la Bienal, Manuel Herrera, siempre quiere dejar bien claro que este festival no está para hacer homenajes. Pero este año ha hecho dos excepciones. Tras el recuerdo a Camarón en el Hotel Triana, esta noche habrá una fiesta en honor a Manolo Caracol en su propio barrio, concretamente en el Teatro Alameda. Lo curioso es que los protagonistas de esta idea son cordobeses. Y es que, como ellos mismos dicen, «el flamenco es universal». El Pele, de entrada, dice que «no pretendo hacer nada que no esté hecho ya en el flamenco, sólo quiero mantener viva la memoria de Manuel, como la de otros muchos viejos, pero no como imitador, sino tomando su imagen, su forma de concebir el cante».

Inmaculada Aguilar une a esas palabras un recuerdo personal: «Me encantar venir a la Alameda porque yo estudié en la calle Feria con Pepe Ríos y esto me trae a la memoria muy buenos momentos». Eso sí, la bailaora aclaró posibles confusiones: «Yo no soy Lola Flores. En realidad este espectáculo está dividido en tres partes. Primero canta el Pele, luego bailo yo y al final nos unimos todos para hacer la zambra. Éste es el único momento específicamente dedicado a Caracol y va a ser completamente improvisado». «Ni siquiera lo hemos ensayado...», apostilla el cantaor. Sin embargo, como el título del montaje es «¡Ay, Caracol!», el coloquió no pudo apartarse de la influencia que sobre ellos ejerció el maestro: «Se adelantó a la música hace muchos años e hizo muchas cosas con orquestas. Eso es lo que yo le copio, la actitud inquieta. Me parezco a él en eso y en lo feos que somos los dos», sentenció el Pele. Luego anunció que va a estar cantando «hasta que venga el lechero» y que «el que venga a escuchar flamenco puede estar tranquilo, porque eso es lo que nosotros hacemos». Qué más se puede decir.