Bloques de viviendas en construcción
Bloques de viviendas en construcción - Jesús Spínola
Con una empresa creada en Sevilla

Piden más de cinco años de cárcel para tres acusados de estafar con seguros y avales en todo el país

La Audiencia de Sevilla los juzgará a partir de este lunes y se enfrentan a penas de cinco años

SevillaActualizado:

La Audiencia de Sevilla juzga por falsedad en documento mercantil y estafa a partir de este lunes a J.M.A.C., J.A.C.S.M. y J.E.M.S., quienes idearon para enriquecerse la venta de varios tipos de seguros y avales de una compañía internacional a través de la sociedad que dos de ellos constituyeron en el año 2003 y cuya sede se encontraba en la capital andaluza.

Seguros para daños materiales en edificios construidos, para cantidades entregadas a cuenta de la construcción de viviendas y avales eran los productos objetos de la estafa, según el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso este periódico.

La entidad creada por J.M.A.C. y J.A.C.S.M. para el asesoramiento, mediación e intermediación y con sede en Sevilla no estaba autorizada para operar en España como correduría de seguros. La otra compañía, con la que se contrataba los seguros, tampoco estaba autorizada para actuar en España ni como aseguradora ni como mediador de seguros. El domicilio comercial de ésta se encontraba en el mismo local que la empresa creada por dos de los acusados.

J.E.M.S. era el representante legal en España de esta compañía, que se constituyó en Panamá en 2001. Dentro del plan urdido por los tres, J.E.M.S. presentó ante la Abogacía del Estado una solicitud para que se le declarase apoderado de la compañía internacional. Ese documento oficial fue «aprovechado» por los acusados «para hacer creer a terceros» que esta compañía estaba autorizada para dar seguros y avales en España.

Tenencia ilícita de armas

También confeccionaron los documentos en los que se plasmaban las diferentes garantía o avales. Todos los documentos venían firmados en Luxemburgo. Una vez remitida toda la documentación de las personas estafadas a Sevilla y abonadas los importes de los productos contratados, el apoderado de la compañía de seguros internacional los firmaba y lo hacían llegar al contratante.

Con este método consiguieron vender sus productos en municipios murcianos, Barcelona, Pontevedra, o La Laguna (Tenerife). Precisamente fue un juzgado de este municipio quien abrió la primera investigación. El perjuicio total causado asciende, por el momento, a 128.081 euros.

Por estos hechos, la Fiscalía de Sevilla reclama cinco años de cárcel para dos de los acusados por falsedad y estafa, y seis años y medio para J.M.A.C. por los mismos delitos y por tenencia ilícita de armas, pues en su domicilio se halló una pistola.