La ONG reclama reformas legislativas para mejorar la protección sobre los menores
La ONG reclama reformas legislativas para mejorar la protección sobre los menores - ABC
Sucesos

Piden mejorar los sistemas de detección tras el último caso de violación de un padre a su hija en Sevilla

La organización Save the Children muestra su profunda preocupación y advierte del incremento de denuncias de casos de violencia sexual sobre los menores

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El terrible caso destapado en el barrio de Pino Montano, donde un padre estuvo violando a su hija durante años hasta dejarla embarazada, ha generado un profundo rechazo en el vecindario pero también reacciones que reclaman mejoras en el sistema para detectar los abusos que se cometen sobre la infancia. Así, la organización Save the Children ha expresado su «profunda preocupación y rechazo» por los hechos que investiga un juzgado sevillano y ha instado a las distintas administraciones a nivel estatal y autonómico a mejorar los mecanismos de detección y protección de los menores ante la violencia.

Según los datos recogidos en el Anuario Estadístico del Ministerio del Interior, en 2018 se denunciaron 5.382 casos de violencia sexual hacia niños, una cifra que supone el 49,2% del total de denuncias contra la libertad sexual en ese año, y también un incremento del 14,7% con respecto a 2017, cuando se registraron 4.542. Las denuncias de malos tratos hacia la infancia pasan de 4.875 casos en 2017 a 5.105 en 2018, un aumento del 4,5%, ha explicado Save the Children en su nota.

«A pesar de que existe un fuerte consenso político sobre la necesidad de hacer frente a los distintos tipos de violencia hacia la infancia, la realidad es que seguimos fallándoles a los niños y niñas porque no les estamos garantizando su total protección. Sucesos tan terribles como éste nos demuestran que estamos llegando tarde», ha lamentado el director de Save the Children en Andalucía, Javier Cuenca.

El caso de Pino Montano se descubrió cuando la menor, que tiene 13 años, acudió con su madre a un centro sanitario porque le dolía el abdomen. Un pediatra confirmó que la niña estaba embarazada. Según informó la Policía, cuando la víctima señaló a su padre, la reacción de la madre fue culpar a la menor de tener mucha imaginación. La Policía acabaría deteniendo a los padres. Él, identificado como Sergio C. D., de 40 años, fue enviado a prisión el pasado sábado después de confesar que había penetrado en una ocasión a la niña. La madre quedó en libertad pero le han retirado la custodia de la menor, que está en estos momentos en un centro.

Informe «Ojos que no quieren ver»

La ONG ha alertado en su informe «Ojos que no quieren ver» que las niñas son mayormente abusadas por un agresor del entorno familiar y que estos abusos suelen repetirse varias veces y extenderse en el tiempo, donde se impone el silencio y hay una un abuso de poder.

Save the Children ha exigido que el próximo Gobierno apruebe una Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia, con la que se conseguiría ampliar el tiempo de prescripción de los delitos, adaptaría los procesos judiciales a las necesidades de la infancia y regularía medidas de prevención y detección tempranas de la violencia en los distintos ámbitos de la vida del menor.

Ante esta última medida, Cuenca ha recordado que «cuando hablamos de violencia contra la infancia, la prevención es la estrategia más efectiva. Si los niños y niñas saben identificar cuándo están sufriendo una situación de abuso, así como los mecanismos de denuncia a su disposición, muchos casos como éste se podrían evitar», por lo que ha reclamado «la inclusión de una asignatura sobre educación afectivo-sexual en el currículum educativo debería ser una prioridad para el gobierno y las Comunidades Autónomas».