Piden once años de cárcel por violar a la niña que su esposa cuidaba

ABC. SEVILLA
Actualizado:

La Fiscalía de Sevilla pedirá el martes once años de cárcel para un hombre acusado de violar a una niña, a la que su esposa cuidaba, desde que la pequeña tenía 3 años y hasta los 16.

El escrito de acusación dice que el acusado A.C.M., entonces de 27 años, estaba casado con la "tata" que cuidaba a la niña en Dos Hermanas (Sevilla) mientras sus padres trabajaban.

Los abusos se produjeron en el domicilio del acusado y su esposa, adonde la niña acudía con frecuencia e incluso pernoctaba los fines de semana.

Aprovechándose de esa "situación de superioridad", el acusado hizo objeto de todo tipo de abusos sexuales a la niña desde los 3 o 4 años hasta los 16, edad en la que "tomó conciencia de lo que realmente pasaba" y empezó a eludirlo y a negarse a lo que el acusado le solicitaba "con finalidad y significación sexual".

Tras pasar el verano de 2005 con sus padres y recibir apoyo institucional, la joven "superó el sentimiento de culpabilidad creado desde su infancia" y decidió contar a su madre lo sucedido y denunciar los hechos, según la Fiscalía de Sevilla.

En el juicio que celebrará el martes la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, el fiscal pedirá para el acusado diez años de cárcel por abusos sexuales, un año por exhibición de material pornográfico y el pago de una indemnización de 60.000 euros por el daño moral causado.

Según el escrito de la Fiscalía, A.C.M. hizo tocamientos a la niña, le obligó a que le realizara felaciones y se metía en la cama con ella, algo que la menor "se tomaba como algo normal".

Ante la pregunta de "por qué le hacía eso", el procesado le contestaba que "cada hombre tenía un niño para él" y que "lo hacía para enseñarla y para prepararla para cuando fuera mayor", según el fiscal.

Como consecuencia de los abusos sufridos, la joven sufre "secuelas psicológicas por trastorno de estrés postraumático, desajustes emocionales consistentes en ansiedad, inseguridad y sentimientos de indefensión, sentimientos de culpa, baja autoestima y una imagen negativa, agravado todo ellos por una tendencia a la inadaptación social", afirma la Fiscalía.