Objetos intervenidos a los boixos nois detenidos antes de la final
Objetos intervenidos a los boixos nois detenidos antes de la final - ABC
SUCESOS

La Policía Nacional detiene a catorce miembros de dos facciones ultras del Real Betis

La operación «Suport» culminó días antes de la final de la Copa del Rey y tiene su origen en el enfrentamiento entre ambos grupos después del partido entre el equipo verdiblanco y el Real Madrid en enero

SevillaActualizado:

La Policía Nacional ha detenido a catorce miembros de dos facciones ultras de aficionados del Real Betis, ocho de la conocida como «Supporters» y el resto de denominada «United Family», grupos de reconocida rivalidad. La operación, denominada «Suport», culminó el pasado 21 de este mes, días previos a la celebración de la final de la Copa del Rey en Sevilla y en el marco de la cual también se detuvieron a 23 ultras del grupo «Boixos Nois» del FC Barcelona.

A los catorce detenidos se les imputa la participación en graves desórdenes públicos con resultados lesivos producidos en las inmediaciones del estadio Benito Villamarín tras la finalización del partido entre el Real Betis y el Real Madrid el pasado 13 de enero, cuando tuvo lugar un enfrentamiento entre miembros de ambas facciones en la vía pública.

Las detenciones, según ha informado la Policía Nacional, se produjeron en cuatro fases diferentes según avanzaban las pesquisas policiales, estableciéndose que J.A.S.R. era el presunto autor de un apuñalamiento el pasado 13 de enero con resultado grave, por lo que le fue decretado su ingreso en prisión tras pasar a disposición judicial el pasado día 22 de mayo.

Esta operación, que se cerró días antes de la final de la Copa del Rey celebrada precisamente en el estadio del Real Betis, se suma a la llevada a cabo por la Policía Nacional la noche antes del partido en la zona de Nervión y que se saldó con la detención de 23 integrantes de una facción violenta del grupo de aficionados del FC Barcelona como los «Boixos Nois».

Conexiones de grupos radicales

Éstos, según la Policía, habían alterado la seguridad pública en el barrio hispalense de Nervión buscando enfrentamientos con grupos rivales, lo que obligó a emplearse a la Unidad de Intervención Policial encuadrada en el dispositivo de seguridad con ocasión del evento deportivo.

La acción violenta de los radicales barcelonistas pretendía el enfrentamiento directo con ultras sevillistas, para lo que habían concertado alianzas con otros grupos radicales afines como los «United Family».

A los detenidos se les intervino en el momento de la detención cinco defensas extensibles, cinco llaves de pugilato o puños americanos, seis armas blancas, pasamontañas, y más de 60 instrumentos violentos entre garrotes de madera y cables de grueso calibre que empleaban a modo deporras.

Las primeras gestiones de investigación de los agentes policiales encargados de la persecución de la violencia con ocasión de eventos deportivos pudo determinar las líneas de conexión entre diferentes grupos de aficionados violentos como «Boixos Nois», «United Family», «Frente Atético» o «Biris Norte», desplazados expresamente a Sevilla para enfrentamientos los unos con los otros.