El PP llevará a  Anticorrupción la «trama» que permitió el caso Macarena
Monteseirín sale de los juzgados tras reunirse con la fiscal sobre el caso Macarena. EFE/Eduardo Abad

El PP llevará a Anticorrupción la «trama» que permitió el caso Macarena

M. D. ALVARADO. SEVILLA
Actualizado:

La condena de 4 años y 3 meses de cárcel para el que fue secretario del Distrito Macarena, José Marín, y de 3 años y 9 meses para el empresario José Pardo, por malversación de fondos públicos y falsedad documental, y, sobre todo, los fundamentos de derecho que el juez esgrime en la sentencia, avalan para el PP que el «Caso Macarena» no fue algo aislado como defiende el Gobierno municipal PSOE-IU sino parte de una «trama de corrupción» en el Ayuntamiento. Tanto es así que los populares estudian volver a llevar ante la Fiscalía Anticorrupción los otros escándalos que salieron a la luz en su día sobre la concesión de contratos y obras a personas vinculadas al PSOE.

El concejal del PP Gregorio Serrano defendió ayer que el caso Macarena no ha sido como defiende el PSOE una «irregularidad administrativa» poco importante, sino «una trama de corrupción en toda regla». Para ello hizo un ejercicio «de memoria histórica, de esa que no le va a gustar a Torrijos» a quien, con la entonces portavoz de IU, Paula Garvín, el PSOE, dijo, «nunca podrá pagarles, o sí, el favor tan inmenso que le hicieron en el transcurso de la comisión de investigación, no dejando declarar ni a los empresarios ni al alcalde». Recordó los casos sobre los que, en abril de 2005, pusieron en alerta a la Fiscalía Anticorrupción y en los que denunciaban presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencia, malversación de caudales públicos y falsedad documental en el Gobierno municipal presidido por el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín.

Entre esos casos estaba las adjudicaciones en 2003 de varias obras a dos empresas creada por el entonces coordinador del Grupo Socialista José Castro Buján y su esposa meses después de que el PSOE lograse la Alcaldía de Sevilla o de cómo Ángel Cervera Grajera, cargo de confianza del alcalde y hermano del portavoz del Gobierno andaluz, había cobrado del Ayuntamiento por unos trabajos realizados también en el distrito Macarena.

La denuncia del PP ante Fiscalía recogía una tercera denuncia relacionada con irregularidades en la contratación por parte de Vía Pública, entonces a cargo del concejal socialista Manuel Gómez Lobo, a varias asociaciones dirigidas por militantes socialistas, entre ellas Acudex 40 o Fase.

Además, el PP apuntaba las subvenciones al equipo de fútbol sala Pino Montano, entonces presidido por José Marín, director del área de Consumo del Ayuntamiento y secretario de la agrupación socialista de Pino Montano, de hasta 100.000 euros en tres años; las subvenciones a una asociación «María Coraje» dirigida por una integrante de las listas electorales del PSOE a pesar de mantener deudas con el Ayuntamiento o el caso Unidad, una entidad entonces dirigida por Ángeles Nevado —esposa de Angel Cervera, persona de confianza del alcalde — y anteriormente por el concejal Gómez Lobo, que recibió 492.000 euros en subvenciones, muchas de ellas concedidas directamente por la Alcaldía.

El concejal del PP Gregorio Serrano recordó asimismo cómo en aquella época en un mismo día se iniciaba y acababa el procedimiento para la contratación de obras y salieron a la luz no sólo que se había pagado por trabajos no realizados sino por duplicación de facturas.

«El caso Macarena —insistió— no fue un hecho aislado, sino que formaba parte de una trama; tras el caso del Chozo, salieron a la luz una serie de irregularidades y corrupciones en que la Fiscalía del Estado no quiso entrar. Aquello fue una trama perfectamente organizada que terminó con el robo de los ordenadores del distrito donde se había realizado el duplicado de las facturas».

Por eso el concejal popular consideró que tras la sentencia condenatoria a Pardo y Marín «son todos los que están pero en manera alguna están todos los que son. De aquella trama se ha investigado y juzgado el 1 por ciento de lo que la Fiscalía conocía».

Así las cosas, el PP, tras la sentencia condenatoria sobre el caso Macarena, estudiará llevar el tema de nuevo ante la Fiscalía Anticorrupción aunque Serrano advirtió que es posible que algunos de los delitos denunciados hayan prescrito desde entonces.

El alcalde, atrincherado

Lo que sí está claro para el PP es que el responsable de aquella trama es el alcalde que, a su juicio, tras la condena a quien fue persona de su confianza, debía presentar su dimisión pero, advirtió, «cuando una persona se atrinchera en una institución es difícil sacarla de allí, porque cuando salga sabe que le van a dar golpes por todos lados». Serrano también se preguntó si en este caso, como ocurrió cuando Felipe González y miles de socialistas acompañaron al ex ministro José Barrionuevo y a Rafael Vera cuando entraron en la cárcel, veremos al alcalde acompañando a sus estrecho colaboradores para que «no tiren de la manta de la trama de corrupción» apuntando a las frases del propio Marín y de su mujer sobre que no todos los culpables se habían sentado en el banquillo.