Jornada Sevilla con los peques
Jornada Sevilla con los peques - Rocío Ruz
Turismo

La primera vuelta al mundo, un nuevo gancho para el turismo en Sevilla

Mapas orientativos y programaciones para niños recuerdan la gesta histórica

SevillaActualizado:

Como si se tratara del «merchandising» de cualquier película de moda, los gestores del sector turístico de la ciudad, tanto del ámbito privado como del público, empiezan a crear materiales y actividades vinculados al V Aniversario de la Primera Vuelta al Mundo. La celebración es el argumento común de una amplia programación vinculada al turismo familiar, como ayer se puso de manifiesto durante la jornada sobre este segmento que organizó el portal Sevilla con los Peques en CaixaForum.

En este encuentro se analizó la oportunidad de negocio que ofrece esta efemérides como ya ocurriera con el Año Murillo. Entre otras iniciativas, se creará un centro de interpretación de la hazaña naval que se inaugurará el próximo mes de agosto en las instalaciones del paseo Marqués de Contadero, así como la estancia permanente de la réplica de la Nao Victoria en la ciudad, el desarrollo de distintos festivales marítimos o la exposición itinerante «Yo, la Nao Victoria». Magallanes también será protagonista de las visitas teatralizadas del Real Alcázar, cuya aula matinal para niños se dedicará esta temporada y en 2020 a la gesta histórica.

Turismo Sevilla, la empresa que sustituye al antiguo consorcio municipal, también empieza a adaptar sus productos promocionales y de información a la celebración. Muestra de ello es el mapa que empezará a distribuir en las oficinas de atención a los visitantes con un recorrido por la ciudad que conocieron Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano hace quinientos años. Se trata de un tríptico que propone un itinerario que comienza en la Torre del Oro, donde se encuentra el Museo Naval.

La ruta continúa hacia el Arenal, donde estuvo la torre de Plata, ya desaparecida, y las Reales Atarazanas. El Postigo del Aceite es la siguiente parada para alcanzar el Archivo de Indias, conocido entonces como la Casa de la Lonja. De ahí conduce hacia la capilla de la Virgen de la Antigua en la Catedral para seguir hacia las plazas de San Francisco y el Salvador, donde los encargados de flotas adquirían los enseres necesarios para la navegación. A partir de aquí el visitante pone rumbo hacia Triana, indicando donde se encontraba el puente de barcas y el barranco hasta llegar al Castillo de San Jorge, que fue sede de la Inquisición. La última parada es la milla 0 frente al antiguo convento de Los Remedios.