Interior de los juzgados de Sevilla donde pasó a disposición judicial Sergio C. D.
Interior de los juzgados de Sevilla donde pasó a disposición judicial Sergio C. D. - ABC
Sucesos

A prisión un vecino de Pino Montano por violar y dejar embarazada a su hija de 13 años

La madre también fuera arrestada por encubrir supuestamente las agresiones pero quedó en libertad

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Policía Nacional ha detenido a un vecino de Pino Montano por haber agredido sexualmente a su hija de 13 años. El delito lo consumó repetidamente y como resultado de esas violaciones, la menor quedó embarazada. Fue el pediatra, al constatar el estado de gestación de la pequeña, quien denunció lo ocurrido. La madre de la víctima también fue detenida por supuestamente encubrir los hechos, pero ha quedado en libertad.

La detención se produjo hace varios días y tras pasar a disposición judicial este pasado fin de semana ante el juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla, fue enviado a prisión, según han confirmado fuentes policiales a ABC. El caso está en manos de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional. El investigado se trata de Sergio C. D., de profesión pintor, y hasta la fecha no contaba con antecedentes por delitos sexuales.

Confesión

La menor podría haber sufrido las agresiones sexuales desde hace varios años, según ha terminado relatando la víctima al destaparse lo que estaba sufriendo en el interior de su propio domicilio. Fuentes judiciales confirmaron a ABC que el detenido llegó a confesar que en una ocasión penetró a su hija en el sofá, pero que sólo ocurrió en una ocasión. Una declaración que fue determinante para que la autoridad judicial dictara un auto de prisión provisional sin fianza.

Tras el arresto de Sergio C. D., ocurrido el pasado jueves, se produjo el de su pareja sentimental y madre de la niña, a quien la Policía le imputaba inicialmente un delito de abandono en los deberes de custodia. Al parecer, la mujer habría hecho la vista gorda y trató de defenderlo en el hospital, donde la menor había acudido por un dolor abdominal y fue entonces cuando se descubrió que estaba en estado. La progenitora ha quedado en libertad porque existen dudas sobre su participación indirecta de los hechos, según señalaron fuentes judiciales. Además tiene un bebé de once meses a su cargo, que es también hijo del detenido.

En un comunicado de prensa que ha remitido la Policía Nacional, confirmando la noticia adelantada por ABC, se detalla que la mujer «restaba en todo momento importancia a lo que sucedía alegando que su hija era muy fantasiosa». Un comportamiento que despertó las sospechas de los investigadores. Como medida cautelar, el juez le ha retirado la tutela de su hija, que se encuentra en estos momentos en un centro de menores.