Alfnso Fernández Tabales
Alfnso Fernández Tabales - Vanessa Gómez
El rincón de... Alfonso Fernández Tabales

«El problema es que la imagen de Sevilla no se construye en Sevilla sino fuera»

Profesor de Geografía Físcia y Análisis Geográfico, acaba de publicar un artículo en una revista universitaria madrileña sobre la turismofobia sevillana

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Feria forma parte del espectáculo que da la ciudad al que la visita

La Feria es una más de las fiestas populares y de sus tradiciones de Sevilla y es una más de las imágenes que proyecta la ciudad

Hoy existe una corriente intelectual que la repudia, como hija bastarda entre la tradición y lo impostadogsdg

No creo que haya muchos intelectuales que repudien la Feria. Creo que sí existe un grupo intelectual que rechaza el exceso de pintorenquismo de Sevilla.

Pero sigue dando de comer

La imagen turística de Sevilla se basa en buena parte en la imagen arquetípica que, curiosamente, no es obra nuestra en su mayoría, sino más bien diseñada desde fuera. Contra eso es contra lo que responden esos intelectuales citados anteriormente.

La turismofobia en su artículo, la data usted con la Expo del 29. Y algunos intelectuales de la época aseveran que la ciudad se olvida de su esencia para parecerse a los carteles de Bacarisas…

Bacarisas es un grandísimo cartelista y me merece todos los respetos. Se oponen a lo que resulta una operación de Estado basado en una imagen castiza o arquetípica para parecerse a los carteles de Bacarisas…

Siempre me ha parecido todo eso producto de cierto negativismo culto. Se lo digo porque la Sevilla anterior al 29 daba pena verla y era un horror vivirla y olerla

La Sevilla previa al 29 es la que sufre la gran crisis del XVIII y XIX y aún no levanta cabeza y se ha convertido en una ciudad provinciana y empobrecida. Estos intelectuales no se rebelan contra el progreso, sino contra la imagen que le crean desde el exterior.

¿Es ese afán por la Sevilla incontaminada del cosmopaletismo previo al 29 el bucle melancólico que hoy también da la cara frente al turismo masivo?

¿Es ese afán por la Sevilla incontaminada del cosmopaletismo previo al 29 el bucle melancólico que hoy también da la cara frente al turismo masivo?

No lo creo. Quienes hoy rechazan una excesiva turistificación de la ciudad reivindican lo mejor de Sevilla.

Núñez de Herrera arremete contra lo que han permitido que una ciudad «tan íntima y recatada, haya sido convertida en un maniquí gigantesco que posa en espectáculo para todos los rebaños de turismo del mundo» ¿En París, Roma y Venecia no hay rebaños?

Sí, claro que sí. La diferencia es que París construye su propia imagen y a Sevilla se la construye desde fuera.

Incluso Núñez de Herrera pone en dudas el valor del regionalismo arquitectónico que, hoy, noventa años después, tiene en la Plaza de España uno de los lugares preferentes de propios y extraños.

Es cierto. Fue muy crítico con la arquitectura regionalista que él definió de ladrillos y azulejitos y barroco de tejeringueo.

Chaves Nogales afirmaba «que el sentido exposicionista se ha apoderado ya de nuestros jardines, de algunos de nuestros barrios típicos y de los palacios y monumentos nuevos». Pero el barrio de Santa Cruz funciona tan bien como la calle de los Caballeros de Salzburgo

Es un barrio diseñado para la mirada exterior. Y se hace para gustar a los de fuera. Luego acabó gustando a los de dentro. Yo creo que el barrio debería superar el debate entre su autenticidad o no. Lo que es si es altamente singular.

Quizás el más radical fuera Antonio Machado que, en «Los complementarios», anhela una ciudad deshabitada, sin sevillanos típicos, pero que conserve su esencia...

Sí, así es. Y continúa diciendo «dadme una Sevilla vieja, donde se dormía el tiempo».

¿De qué esencia habla: de la ciudad pestilente y misérrima de los corrales y calles sin pavimentar o de una postal idealizada?

Hombre, él habla de la Sevilla de su infancia y son los mismos que reivindican el flamenco auténtico y no el flamenco para turistas. Y hablo de Lorca, de Falla, por ejemplo.

¿Y usted cree que si las elites locales hubieran hecho algo desde fueran no nos hubieran puesto la imagen que se critica?

En el campo cultural sí. Y vale como muestra las exposiciones de vanguardia y popular de la generación del 27.

¿Pero esas élites locales hubieran podido pelear por el ensanche sur de la ciudad, la creación de dos hoteles de lujo, las villas de Heliópolis y de Ciudad Jardín, en definitiva, por una salto delante de la ciudad?

Es un preterible. No lo sé. En el mismo año, Barcelona tiene una exposición universal, y el leiv motiv de la misma es el progreso y la modernidad.