Los enfermeros María Josefa Cantero y Rafael Galisteo
Los enfermeros María Josefa Cantero y Rafael Galisteo - ABC
Sanidad

Profesionales del Valme de Sevilla, reconocidos por su trabajo sobre la calidad de vida tras la cirugía del cáncer de mama

Sanitarios del área de Ginecología y Anestesiología del hospital son reconocidos por un artículo sobre la calidad de vida que aporta la órtesis y que apuesta por el sujetador de compresión frente al apósito para las mujeres operadas

SevillaActualizado:

Es un hecho probado que los grandes avances en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama han conseguido un aumento de la supervivencia que ya supera el 80%, pero no siempre del bienestar de las pacientes.

Precisamente la mejora constante del grado de satisfacción de las pacientes en las diversas etapas de esta enfermedad y su calidad de vida en el postoperatorio inmediato e intermedio —un ámbito este poco estudiado y desarrollado— es el objetivo de una investigación que han hecho profesionales de las unidades de gestión clínica de Ginecología y Anestesiología del Hospital Universitario de Valme de Sevilla.

Han sido galardonados por la publicación de un artículo sobre esa investigación en la Revista de Senología y Patología Mamaria, un trabajo distinguido como uno de los tres mejores durante 2018 de la misma publicación especializada que es referente en el ámbito nacional y cuya producción investigadora supera la treintena de trabajos editados anualmente.

El artículo premiado, cuyos primeros firmantes son los enfermeros María Josefa Cantero y Rafael Galisteo del hospital sevillano (perteneciente al Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla), ha sido entregado durante la celebración del XXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria.

Dolor

Se basa en los resultados de un ensayo multicéntrico, en el cual han participado un total de 198 pacientes intervenidas de cáncer de mama. Junto al Valme participaron otros cuatro centros hospitalarios españoles: Hospital Virgen del Rocío, Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, Hospital Clínic de Barcelona y Hospital Universitario Reina Sofía, de Córdoba. Dicho estudio observa el efecto producido por dos pautas postquirúrgicas para el manejo de este proceso: la órtesis de compresión controlada (sujetador de compresión) frente al apósito compresivo adherido sobre la piel, utilizado clásicamente en el cuidado de la herida quirúrgica.

Comparan el efecto producido por ambas pautas sobre la calidad de vida y otras características que también pueden incidir en ésta: el bienestar, la satisfacción estética, la facilidad de uso y el dolor de pacientes intervenidas de cirugía conservadora de cáncer de mama.

Los autores del artículo galardonado analizan ambas pautas de tratamiento postquirúrgico en las mujeres intervenidas de cáncer de mama. Destacan cómo actualmente ha aumentado el interés por la evaluación del impacto de la enfermedad sobre la salud psíquica, emocional y social de la persona, dando un papel especial a los aspectos relacionados con la calidad de vida relacionadas con la salud.

La primera firmante del trabajo galardonado y enfermera de la unidad de Gestión Clínica de Ginecología, María Josefa Cantero, destaca la profundidad de la investigación que explora dimensiones de la mujer que afectan a su esfera de salud física, emocional y mental y el grado de interferencia con sus actividades de la vida diaria, laboral y social. Cantero subraya que «los cuidados prestados en todo el proceso asistencial del cáncer de mama, deben tener entre sus objetivos principales mejorar el grado de satisfacción y la calidad de vida de las pacientes como una constante, incluyendo también el postoperatorio, ámbito donde se desarrolla nuestro estudio».

La supervivencia del cáncer de mama supera el 80%, y sigue creciendo

Por su parte, Rafael Galisteo, enfermero de la Unidad de Gestión Clínica de Anestesia y también autor de la publicación premiada, explica cómo se ha introducido en la investigación el abordaje del dolor considerándolo como otra dimensión a valorar.

Conecta la intensidad y el manejo del dolor corporal con su impacto sobre la calidad de vida, bienestar y ocupaciones habituales de las mujeres, tanto en el período postoperatorio inmediato como en el intermedio. Asimismo, destaca que «son pacientes que participan en un programa de cirugía de corta estancia hospitalaria y el grado de dolor postoperatorio es un factor a tener en cuenta en el momento del tras la intervención quirúrgica».

Las conclusiones que reflejan concluyen que la calidad de vida, en el postoperatorio de las pacientes tratadas con órtesis, es superior a la de las pacientes tratadas con apósito: mejoran el bienestar general, la satisfacción estética y la intensidad del dolor, constituyendo por tanto una alternativa válida en la recuperación postoperatoria de las pacientes de cirugía conservadora de cáncer de mama.

Cada vez más, los profesionales sanitarios implicados en el abordaje del cáncer están dando mayor relevancia a la calidad de vida de los pacientes. No basta con diagnosticar y tratar, sino también intentar garantizar el bienestar de los afectados.

En el caso concreto del cáncer de mama, los expertos subrayan su gran repercusión en la mujer, no sólo por su incidencia y mortalidad, sino también por su impacto en todas las esferas de desarrollo personal, social, familiar y laboral que afectan negativamente a su calidad de vida.

En este sentido, los profesionales destacan que, actualmente, el cáncer de mama ya no se percibe como un proceso terminal sino como una grave enfermedad con una alta tasa de supervivencia que provoca numerosas secuelas. En consecuencia, este enfoque constituye una innovadora línea de investigación que contribuye a completar el desarrollo de los cuidados postoperatorios de estas pacientes.