Los representantes de Apartsur durante el desayuno informativo
Los representantes de Apartsur durante el desayuno informativo - ABC
TURISMO

Los propietarios de viviendas turísticas de Sevilla consideran ilegal la subida de tasas

La Junta tiene registradas 2.342 residencias con esta catalogación en la provincia

SEVILLAActualizado:

La subida de tasas que el Ayuntamiento de Sevilla ha planteado para las viviendas turísticas tiene un difícil encaje legal. Así lo ve la asociación Apartsur, que representa a los propietarios de este tipo de inmuebles. La proliferación de residencias destinadas a alojamiento de visitantes y, especialmente, la enorme oferta irregular, preocupa a las administraciones, que buscan fórmulas para ponerle coto.

El delegado municipal de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, intenta imponer un incremento sustancial para el cambio del uso residencial a turístico de los inmuebles. La propuesta encarecería este gravamen en un 600%, pasando de los 50 euros actuales a 325. La decisión supondría una ilegalidad, como ha explicado Ignacio Chaves, vocal de Apartsur, en un desayuno informativo celebrado este martes. El arquitecto se ha remitido a la naturaleza misma de la tasa municipal, que «no es un impuesto, sino el pago por un servicio que ofrece el municipio». Así, ha considerado que «no se pude subir de esa manera cuando el coste para el consistorio no varía».

Ese ha sido uno de los asuntos que se han tratado durante el encuentro con los medios durante el que se ha abordado también la posibilidad de aumentar la fiscalidad a este tipo de viviendas. Chaves ha insistido en que «cualquier propuesta de este tipo como encarecer el IBI no es viable, por el mismo motivo, ya que aunque tenga usos turísticos es a todas luces una vivienda».

Por su parte, el presidente de la asociación, Hilario Echevarría, ha avanzado que Sevilla cuenta ya con 2.342 inmuebles declarados como residencia turística, colocando a la provincia en tercer lugar. La inmensa mayoría de estos pisos se encuentran en la capital andaluza, donde más ha crecido el número.

En este caso, ha mostrado igualmente su preocupación por la «tremenda competencia desleal» que supone la oferta irregular y ha pedido más medidas para atajarla. Según ha explicado, los propietarios que se encuentran en el registro han contribuido a la detección de estas viviendas ilegales con sus denuncias. «Es muy fácil detectarlos, pues el registro es público y se puede consultar, lo difícil es saber dónde están», ha indicado.

También ha dejado claro que todo este movimiento constituye «un sector económico en sí mismo» que beneficia a otros ámbitos como la hostelería, la construcción o los propios hoteles. Para ello han echado mano del informe elaborado por la Universidad de Salamanca a petición del portal de alquiler vacacional Homeaway en el que se recoge que la oferta de viviendas turísticas ha motivado cinco millones de viajes en Andalucía entre 2016 y 2017.

Con respecto al sector de turismo vacacional, el informe incide en la repercusión económica que ejerce en otros sectores implicados en el turismo a nivel regional como son la hostelería y la restauración; transporte y viajes; comercio de proximidad; hoteles; espectáculos; servicios turísticos (urbano y playa); monumentos y cultura; nuevas tecnologías de la información; idiomas; sector inmobiliario, instalaciones y decoración.