Recreación de los diseños que se maneja para Altadis
Recreación de los diseños que se maneja para Altadis - ABC
Urbanismo

El proyecto de Altadis en Sevilla abre el río a Los Remedios con un paseo fluvial

Las bases para la reforma de la vieja tabacalera ya tienen el visto bueno de Patrimonio e incluyen la creación de un espacio público de ribera

SevillaActualizado:

La recuperación de la vieja tabacalera de Los Remedios, cerrada desde enero de 2008 y propiedad de la multinacional Altadis, está ahora bastante más cerca después de alcanzar un acuerdo el Ayuntamiento y la firma norteamericana en torno a la protección que debe reunir este recinto una vez culmine el proceso de modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que debe variar su actual calificación (industria singular) para pasar a tener un uso terciario y que se puedan construir equipamientos. Ese nivel de protección que se va a aplicar al complejo fabril es el que ha indicado en un informe el Instituto Andaluz de Patrimonio (IAPH) de la Consejería de Cultura. Este organismo ha dictaminado que debe protegerse casi el 90% del complejo fabril y que permite nuevas construcciones en la zona sur del recinto, pudiéndose derribar para ello un par de los edificios de esa área de la fábrica, los de menor valor patrimonial. Y ha dado el visto bueno, además, a la apertura del complejo al río Guadalquivir, uno de los requisitos que había puesto sobre la mesa el Ayuntamiento y que serán condición indispensable para que la iniciativa urbanística que vaya a desarrollarse obtenga el respaldo y las licencias municipales.

El acuerdo alcanzado recoge, como refleja la documentación a la que ha tenido acceso ABC, que «debe garantizarse el acceso al paseo de ribera» y también que «se potenciará la permeabilidad y el acceso hacia el río en el plano de suelo». En el informe patrimonial se ha incorporado, además, un punto en el que se indica que «se admitirán posibles instalaciones o remontes que habiliten el uso y disfrute de las cubiertas como observatorio de la dársena histórica y la ciudad, con un tratamiento material no ajeno al de la instalación industrial». Y, en paralelo, el paseo fluvial como nuevo espacio público. De hecho, en los estudios realizados al respecto tanto en el IAPH como en la propia Gerencia de Urbanismo, se han incluido algunos ejemplos arquitectónicos y de diseño del posible resultado de una intervención con esas premisas, incluyéndose, como es lógico, ese paseo de ribera que abriría definitivamente al río a un barrio que carece de ese tipo de paseo público junto al Guadalquivir, ya que todo ese tramo pertenece a la esfera privada. El más destacado, que encabeza esta información, es el que formó parte del trabajo de fin de carrera de Carlos Montes González, con un destacado espacio ribereño para disfrute ciudadano. Los representantes vecinalesde Los Remedios han mostrado en reiteradas ocasiones su interés y hasta su exigencia de un espacio así que rompa ese aislamiento y permita el disfrute de la zona fluvial, como quedó patente en las reuniones con el gobierno municipal para perfilar el futuro de este antiguo complejo tabaquero.

El convenio, casi a punto

Desde el gobierno local del socialista Juan Espadas esperan que antes de que acabe el mandato puedan concretar el convenio con la compañía norteamericana, en el que debe incluirse ese paseo fluvial, a partir del cual desarrollar esos suelos, aunque luego habría que esperar la aprobación de la modificación de usos por parte de la Junta de Andalucía y trasladar el asunto al pleno municipal, para lo que quedan aún meses.

El informe de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía sobre la protección patrimonial de la vieja fábrica de tabacos ha sido ya asumido en su totalidad tanto por el Ayuntamiento como por Altadis, y resalta el «valor del conjunto y las relaciones de los edificios» en un «lugar estratégico y privilegiado de la ciudad». Pese a ese valor que se da a todo el conjunto, el documento sí matiza que existen diferentes grados de protección en función del valor arquitectónico y patrimonial de cada edificio, siendo los más parapetados normativamente hablando los del sector norte, el edificio central de talleres y oficinas, la capilla y su entorno.

Sin embargo, de los edificios del sector sur del complejo, de menor valor y «un cajón de sastre arquitectónico», hay varios que sí podrían demolerse para levantar inmuebles de nueva planta con los usos terciarios consabidos que permitiría la modificación del PGOU (culturales, hoteleros...), de manera que ahí sería mayor la rentabilidad para Altadis. De hecho, el informe de Patrimonio permite que se pueda edificar en esa pequeña área delimitada (la más alejada del río y más cercana a la calle Juan Sebastián Elcano) un edificio en altura de hasta ocho plantas, el tope que marca la normativa en ese sector de la ciudad, Los Remedios. Una vez se definan del todo los usos, la tabaquera podrá desarrollar el proyecto que considere y se ajuste al plan. La zona sur del recinto, en contacto con los jardines de Manuel Ferrand, «podrá ser objeto de edificación garantizando el acceso al paseo de ribera», según se indica. En los estudios realizados en la Gerencia han valorado incluso la opción de que ese paseo fluvial lleve incorporadas bateas como elemento principal del mismo, aunque todo ello debe aún definirse. Lo que sí es seguro es que el barrio se abrirá al río.