El edificio contempla una especie de pasarela exterior que permitirá disfrutar del entorno
El edificio contempla una especie de pasarela exterior que permitirá disfrutar del entorno - ABC
ARQUITECTURA

Así es el proyecto ganador de dos jóvenes arquitectos sevillanos en Finlandia

Son un grupo de edificios destinados a viviendas de estudiantes y profesores, de consumo energético cero y con la madera como protagonista

SEVILLAActualizado:

El proyecto presentado por el equipo formado por dos jóvenes arquitectos sevillanos, Borja Sallago Zambrano y Manuel Pinilla Fernández, de 27 y 29 años, y el mexicano Alan Cortez de la Concha, y que ha logrado hacerse con el primer premio de un concurso internacional de gran prestigio, el European 13 de la ciudad de Espoo en Finlandia, destaca por su originalidad y por su adecuación al entorno y así lo ha destacado su jurado.

El proyecto. denominado «Wild Synapse» —sinapsis salvaje—, supone la construcción de un conjunto de edificios destinados a viviendas para estudiantes y profesores del Campus de la Universidad de Aalto con la particularidad de que este campus se sitúa dentro de un bosque que bordea un área de reserva natural perteneciente, como Doñana, a la red Natura 2000.

Imagen virtual de la pasarela
Imagen virtual de la pasarela

Borja Sallago explicó a ABC que el proyecto plantea un conjunto de edificios de varias plantas de altura —las dos primeras se destinan a viviendas de estudiantes y la tercera a personal docente o invitado por la Universidad—así como la ordenación de ese singular espacio rodeado de naturaleza.

Además de integrar dos edificios existentes, las nuevas construcciones, que, tomando como base la tradición finesa, tienen como material base la madera, conforman una estructura que si en su exterior llama la atención por la sucesión de triángulos que le dan forma, en el interior sigue la filosofía de las «passive house» tan en boga en Europa, casas con consumo cero, en la que destaca la entrada de luz a través del juego con los paneles de madera que conforman una especie de pasarela que permitirá disfrutar del paisaje y la fauna de la zona. En el exterior, el proyecto incluye plazas públicas, aparcamientos, espacios para las bicicletas y recorridos hasta las zonas de agua y saunas, a las que son muy aficionados los finlandeses.

Aún falta por saber si ese proyecto se hará realidad y en ello las administraciones locales tendrán la última palabra. De momento, sus autores ya han sido invitados a que visiten de nuevo Finlandia esta primavera.