Rafael Carmona
Rafael Carmona - Cristina Gómez
Infraestructuras

El Puerto de Sevilla rechaza sustituir los túneles de la SE-40 por un puente

El presidente de la Autoridad Portuaria lamenta que Fomento «haya abierto ese debate» que supondría «una barrera más para la actividad»

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, se ha mostrado este lunes totalmente opuesto a la posibilidad de sustituir los túneles sur de la SE-40 por un puente. Así se lo ha manifestado al director general de Carreteras del Ministerio de Fomento, Javier Herrero, durante un encuentro mantenido para abordar las obras de ampliación del puente del Centenario, que también tendrán un impacto en la actividad portuaria.

El máximo responsable del Puerto sevillano ha señalado que tanto la institución como la comunidad portuaria «no contemplan la posibilidad de que se construya ese puente» y reconoce que el debate está en la calle, tras lamentar que la administración «lo haya abierto». No obstante, deja claro que a pesar de exista esa posibilidad, «entendemos que ese proyecto no está planteado ni presentado y que el único que hay sobre la mesa contempla dos túneles por sentido». Carmona ha insistido en que «eso es lo que está aprobado, licitado y adjudicado y si tiene problemas administrativos o técnicos, que los resuelvan».

De esta forma se ha referido a los cambios que hay que realizar sobre el diseño original de los cuatro subterráneos, que fueron adjudicados hace casi una década a dos uniones temporales de empresas. Una de esas UTE, la que debía encargarse de los túneles sur, se encuentra en plena disolución tras la quiebra de una de las firmas, lo que obligará a rescindir el contrato. Los accesos norte tienen pendiente una actualización del proyecto y que se consignen las partidad presupuestarias necesarias para retomar los trabajos.

A este respecto, Rafael Carmona consideró que «la SE-40 es una infraestructura prioritaria para la ciudad de Sevilla, su área metropolitana y el resto de la región». Igualmente manifestó su interés para que la circunvalación se ejecute en las mismas condiciones que fue planteada.Al menos cuenta con la garantía de que los accesos que conectan los muelles con esta vía se construirán acorde a los planos originales y, además, se ejecutarán en breve.

Estos accesos, que conectan directamente con la embocadura de los túneles norte, serán fundamentales para la obra de sustitución de los tirantes del puente del Centenario y su posterior ampliación. Carmona aclaró que «se financiarán con los trece millones de euros que el Consejo de Gobierno autorizó el pasado viernes por la vía de urgencia». Eso permitirá adjudicar los trabajos de forma inmediata y que en el plazo de un año estén operativos. Sólo así será posible cumplir con los plazos que se marca la Dirección General de Carreteras para los trabajos en el puente del Centenario que ganaría el tercer carril a lo largo de 2022.

Ante esa tesitura pidió «la máxima sensibilidad posible al Ministerio de Fomento» para aliviar las afecciones que estas obras pueda ocasionar en el tráfico marítimo y las operaciones portuarias. Con ello se refirió a áreas clave para el Puerto como la Zona de Actividades Logísticas, las instalaciones ferroviarias y la terminal de contenedores, en las habrá una ocupación de suelo para la maquinaria y las grúas y el uso de los nuevos accesos para el desvío de tráfico, que serán sólo de camiones y durante la madrugada.

«Estamos preocupados por el impacto que las obras de sustitución de los tirantes puedan tener sobre las empresas instaladas en los muelles», admitió Rafael Carmona. El tráfico portuario presenta unas características especiales que hacen compleja la compatibilidad con el tráfico urbano por cuestiones de seguridad. Cualquier desvío que se plantee a través de los viarios portuarios y la esclusa contemplará la seguridad de la circulación y la operatividad de la actividad portuaria, como consta en el protocolo que se ha enviado al Ministerio de Fomento y que está a la espera de su aprobación.