El delegado del Gobierno ha visitado este jueves la jefatura provincial de Tráfico
El delegado del Gobierno ha visitado este jueves la jefatura provincial de Tráfico - ABC
Tráfico

Radares móviles, coches camuflados, helicópteros y drones para vigilar las carreteras por Semana Santa

La DGT prevé 3,2 millones de desplazamientos en Andalucía, de los cuales casi 800.000 se producirán en Sevilla

SevillaActualizado:

La Dirección General de Tráfico pone en marcha este Viernes de Dolores, a las 15 horas, la primera parte de la operación salida con motivo de la Semana Santa. El dispositivo de vigilancia en las carreteras españolas contempla medios por tierra y aire. Helicópteros, radares móviles, drones y vehículos camuflados de la Guardia Civil estarán en alerta para detectar infracciones al volante. Esta época es una de las de mayor riesgo de accidente al año por el elevado número de desplazamientos. Sólo en las carreteras andaluzas, la DGT prevé 3,2 millones de movimientos, de los cuales la mayoría (797.500) se producirán en la red viaria de Sevilla.

La capital hispalense es uno de los destinos preferentes debido a su afamada Semana Santa. El delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández Delgado, ha pedido este jueves a los conductores especial «prudencia, precaución y responsabilidad» durante la visita que ha realizado a la Jefatura Provincial de Tráfico de la DGT.

El dispositivo especial que arranca este Viernes de Dolores se divide en dos fases. La primera concluye el Domingo de Ramos, a las doce de la noche, y una segunda parte, que arranca el Miércoles Santo y culmina el lunes 22 de abril.

Fernández Delgado ha subrayado que los agentes de la Guardia Civil prestarán especial atención a los excesos de velocidad, el uso del cinturón de seguridad y el móvil. Durante la Semana Santa del año pasado hubo ocho fallecidos y dos heridos graves en Andalucía. El 75% de los fallecidos (6) perdieron la vida en carreteras convencionales y el 37,5% fue por salidas de la vía.

A qué hora no debemos coger el coche

La DGT desaconseja una serie de tramos horarios, que varían en función del día, en los que no se debería salir a la carretera porque se prevé una afluencia muy elevada. Así, el Viernes de Dolores no es recomendable coger el coche entre las 18 y las 21 horas. El sábado, entre las nueve y media de la mañana y la una y media de la tarde; el Domingo de Ramos, entre las 18.30 y las 21.30 horas.

Los siguientes tramos sensibles son a partir de la segunda fase de la operación especial. El Miércoles Santo se desaconseja salir a la carretera entre las 15.30 y las 23.30 horas. El Jueves Santo, entre las 8.30 y las 14.30 horas; el Viernes Santo, entre las 9.45 y las 13.45 de la mañana y el Domingo de Resurección, entre las 13.30 horas y las 23.30 horas.