Más contratos indefinidos

Radiografía del comercio sevillano

Hombre de entre 35 y 44 años y con contrato indefinido, perfil medio del comercial

SevillaActualizado:

Hasta el 31 de diciembre de 2020 está vigente el nuevo convenio colectivo del comercio de la provincia de Sevilla firmado recientemente entre la patronal y los sindicatos que lo han calificado de «muy bueno para los trabajadores del sector».

Pero ¿cómo es el comercio sevillano? ¿qué edades tienen sus empleados? ¿qué tipo de mercancías vende y en qué zonas? y sobre todo ¿cuáles son sus asignaturas pendientes?

El perfil medio del trabajador del comercio sevillano es un varón de entre 35 y 44 años y con contrato indefinido, según revelan los datos del Instituto Nacional de Estadística a partir de la Encuesta de Población Activa (EPA). El número de personas que trabajan en el comercio de la provincia de Sevilla ha descendido un 1,52% en el primer trimestre de este año en relación al mismo periodo del año anterior, al pasar de 105.200 empleados a 103.600 ocupados en el sector comercial.

Mientras que los hombres han experimentado un incremento en las contrataciones del 6,84% (59.300) de enero a marzo, los contratos a mujeres han disminuido un 10,84% hasta los 44.400 en los tres primeros meses de este año.

Edad

Por grupos de edad de ambos sexo, en el primer trimestre de 2018 predominan los empleados de entre 35 y 44 años (36.600), seguidos de los jóvenes de entre 16 y 34 años (29.700). Si se comparan estas cifras en relación al primer trimestre de 2017 se observa que el número de jóvenes que trabajan en el comercio ha descendido un 18,85%, mientras que los hombres de mediana edad han aumentado un 6,7%.

Respecto al tipo de contratos en el sector comercial, de las 103.600 contrataciones realizadas en el primer trimestre de este año, 56.600 fueron contratos indefinidos, seguidos por no asalariados (30.500), y las contrataciones temporales (16.500). Si se comparan estos números con el mismo periodo de 2017, las contrataciones indefinidas han subido un 7,4%, mientras que las temporales ha experimentado una disminución del 12,23%. Por sexos, de los 59.300 contratos realizados a hombres, 34.800 fueron indefinidos, 17.100 eran asalariado y 7.400, temporales. En cuanto a las mujeres, de las 44.400 contrataciones formalizadas en el primer trimestre de 2018, un total de 21.800 fueron indefinidas, 13.400 eran no asalariadas y 9.100 fueron contratos temporales.

Según el último informe socioeconómico de la ciudad de Sevilla correspondiente a 2016 y elaborado por el Consejo Económico y Social (CESS), en Sevilla capital, las actividades con mayor peso en la contratación total en la capital hispalense fueron las de hostelería, con el 20,7% de las contrataciones formalizadas, seguidas por actividades administrativas y servicios auxiliares, que concentraban el 16,9% de la contratación, y en tercer lugar, se sitúa el comercio y la reparación de vehículos, que representaban el 9,6%.

A lo largo de 2016 se contrataron en el sector comercial de la capital un total de 36.302 personas, de las cuales 17.575 eran hombres y 18.727, mujeres. Estos porcentajes suponen un incremento del 7% respecto a 2015. Sin embargo, destaca el importante descenso en la contratación de mujeres, que llegan a una disminución del porcentaje de hasta el 44,8% en 2016 respecto al año anterior, mientras que la variación anual aumenta en el caso de los hombres un 3,2%.

En 2016 la ocupación más contratada para ambos sexos fue la de camarero asalariado. En el caso de los hombres le siguen peón agrícola y albañil, y en el caso de las mujeres, personal de limpieza y vendedora de limpieza.

Asalariados

Si se clasifican las empresas de la ciudad de Sevilla atendiendo a su tamaño medio en el número de asalariados, el 97,6% de los negocios tenía menos de 20 asalariados. Las unidades de tamaño medio, entre 20 y 99 asalariados, representaron el 2% y las de mayor tamaño, de 100 o más asalariados, supusieron un 0,4% del total.

El sector servicios, incluido el comercio, fue el que aglutinó el mayor número de empresas con actividad económica de la ciudad de Sevilla, el 90% del total (45.310,a fecha de 1 de enero de 2016, según el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía).

En la ciudad de Sevilla existen 14.126 actividades comerciales con establecimiento (2.525 mayoristas y 11.601 minoristas). En comparación con otras capitales andaluzas, Sevilla es la ciudad con mayor número de establecimientos comerciales de Andalucía.

El comercio minorista supone el 16,2% del total de empresas de la ciudad y cerca del 11% del empleo. El índice de especialización comercial es más marcado en el Centro que en los ensanches de la ciudad y en los barrios de la periferia, según revelan análisis del sector comercial de la ciudad de Sevilla realizado por la Delegación de Economía y Comercio del Ayuntamiento de Sevilla.

Por tipología comercial, el 38,91% de los negocios del casco histórico están especializados en equipamiento personal, el 17,63% son comercios especializados, el 6,08% está relacionado con productos para la salud, belleza e higiene, el 5,78% vende equipamiento del hogar, y el 4,86% se dedican a la venta de alimentación, bebidas y tabacos. En las afueras, el tipo de negocio que más abunda es el comercio especializado.

Debilidades

El diagnóstico del comercio de la ciudad realizado por el Ayuntamiento señala entre sus debilidades el aumento de la superficie comercial, la escasa promoción conjunta de del comercio urbano, la oferta formativa poco adaptada a las necesidades del pequeño comercio, el déficit de asociacionismo representativo en ciertas zonas, la falta de visión de comercio global (Sevilla como destino de compras), la relantización en la actualización o modernización de los establecimientos comerciales más tradicionales o la escasa disponibilidad de los comerciantes tradicionales a horarios comerciales más flexibles.

Entre las fortalezas destacan las sinergias entre la ofertas cultural, los servicios y el comercio, la calidad y variedad de la oferta según las zonas, el conocimiento del producto por parte del comerciante local, la creación de nuevos centros comerciales urbanos en Nervión o Los Remedios, la proximidad del comercio urbano a zonas densamente pobladas en el ensanche urbano y el cambio de mentalidad con la incorporación de nuevos comerciantes debido a la rotación que ha experimentado el sector en los últimos años.

El estudio del Ayuntamiento aconseja potenciar la vinculación turístico-comercial y la puesta en marcha de un programa de comunicación de Sevilla como destino de compras.