Hospital San Lázaro, gestionado por el Servicio Andaluz de Salud
Hospital San Lázaro, gestionado por el Servicio Andaluz de Salud - ROCÍO RUZ

El SAS restaurará la fachada principal del Hospital de San Lázaro

La Junta de Andalucía deberá realizar antes una intervención arqueológica preventiva en este edificio del siglo XIII

SEVILLAActualizado:

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) reparará la fachada principal del Hospital de San Lázaro, en la avenida del Doctor Fedriani de Sevilla, desde la zona de acceso hasta su extremo más al norte. Además, actuará en el saneamiento enterrado que se localiza en la franja ajardinada que se localiza delante de la misma fachada. Las obras han sido autorizadas por la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía, ya que el inmueble está declarado Monumento Histórico Artístico y está inscrito en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz.

Para el análisis de la fachada, ésta se ha dividido en tres zonas: el área de las cocinas en el extremo norte, la denominada fachada «seriliana» en su parte intermedia y la zona de entrada. La fachada de ladrillo pero de diferentes épocas y con distinto tratamiento.

En abril de 2016 se realizó un estudio de la fachada tras sufrir rotura de dinteles, desprendimiento de revestimientos y grietas en los muros debido al pésimo estado de saneamiento en algunas zonas. Ahora, el Servicio Andaluz de Salud pretende también.

El Hospital de San Lázaro es el centro hospitalario más antiguo de Sevilla. Lo creó el rey San Fernando tras la conquista de la ciudad, allá por el siglo XIII. Su hijo, Alfonso X, le concedió los privilegios que le permitieron ayudar a los enfermos, sobre todo de lepra. En 1864 pasó a ser responsabilidad de Diputación quien lo cedió a la Junta en 1991. Desde el siglo XII ha estado destinado, por tanto, a usos hospitalarios.

El conjunto del edificio del Hospital de San Lázaro incluye una iglesia de estilo gótico que es una de las más antiguas de Sevilla, aunque su fecha de construcción, anterior al siglo XVI, no está clara. Dado su mal estado, las humedades planteaban un fuerte riesgo de derrumbe de sus cubiertas, fue cerrada al culto en 1998, un año antes de que la Diputación Provincial firmara la cesión del hospital a la Junta. Desde entonces, hace doce años, está a la espera de que se acometa su restauración.