Ejemplos de ofertas en las que se evita hacer cola al visitante del Alcázar de Sevilla
Ejemplos de ofertas en las que se evita hacer cola al visitante del Alcázar de Sevilla - ABC
Patrimonio

Reventa indiscriminada en el Alcázar de Sevilla para «saltar» la cola

Una empresa ofrece visitas al Palacio Real y la Catedral por hasta 48 euros por persona, un precio muy superior al oficial

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El auge turístico en Sevilla, que está permitiendo cifras récords de visitantes en los principales monumentos de la ciudad, ha hecho florecer negocios que ofrecen entradas a un precio muy superior y evitar así las largas colas. La reventa indiscriminada ha llegado al punto de que una empresa perfectamente identificada con uniformes, folletos e incluso página web ofrece a los turistas acceder sin esperas al Alcázar y a la Catedral por hasta 48 euros.

Se trata de Tour Alcázar, que vende tiques para acceder al Alcázar «sin colas» a cambio de pagarles 29,50 euros por cada entrada cuando el precio real es de 11,50. Las venden a través de una web e incluyen «saltar la cola», el acceso al monumento, una visita guiada por guías oficiales y radioguía para grupos de 30 personas como máximo. Citan a los visitantes en un punto de encuentro situado en la Plaza del Triunfo, en la puerta de la Oficina de Turismo y se identifican por un paraguas multicolor y un polo con el nombre de la empresa.

No sólo revenden entradas para el Real Alcázar, sino que también lo hacen para la Catedral. En este caso, el precio es de 26 euros por persona, cuando la oficial cueste 9 euros (10 si se adquiere por internet). Ofrecen, a su vez, un «tour combo», que permite el acceso a ambos monumentos por 48 euros. Las visitas, según indican en su página web, tienen una duración de tres horas.

La empresa asegura que el precio del tour incluye el importe exacto de los tiques telemáticos de acceso a los documentos, más la radioguía y la visita guiada.

«Garantízate el acceso»

En las cuestiones a resolver, Tour Alcázar explica a los usuarios que «debido a la gran afluencia de público y a las largas colas que presenta el Real Alcázar de Sevilla, las entradas son limitadas. Por ello, acudiendo a las taquillas del monumento, no puedes asegurarte el acceso al mismo. ¡Garantízate el acceso al Real Alcázar de Sevilla! Nuestro Tour incluye las entradas oficiales (Visita General) al Real Alcázar de Sevilla, así que, despreocúpate de largas colas y esperas y ¡Disfruta!». Un texto similar aparece en lo referente a la Catedral y la Giralda.

No es la primera vez que esto sucede. En julio, la Asociación Sevillana de Empresas Turísticas denunció que otra plataforma de ofertas turísticas en internet estaba revendiendo entradas de diferentes monumentos sin ningún tipo de autorización. La asociación explicaba que «se está produciendo un lucro ilegal, incumpliendo la Ley de Espectáculos Públicos de Andalucía». La Policía Local ha requisado en varias ocasiones entradas a guías turísticos de empresas de las denominadas «free tours», que ofrecen servicios a los visitantes de forma teóricamente voluntaria. La diferencia, en este caso, es que los denunciados revendían las localidades en la propia cola.

Las entradas al Alcázar y la Catedral se pueden adquirir de forma oficial en la web por 11,50 y 10 euros respectivamente

El sistema de venta de entradas del Alcázar está concedido a una empresa de seguridad privada, que se encarga de las taquillas y del control de acceso, mientras que los tiques que se comercializan por internet los gestiona otra empresa especializada en turismo.

Por otro lado, hace un par de semanas la Gerencia de Urbanismo aprobó unas obras para adecuar un local ubicado en el número 10 del Patio de Banderas para habilitarla como taquilla general. El traslado a este punto de la venta oficial de las localidades, desde la Puerta del León, tiene como objetivo evitar la reventa de entradas, además de la reducción de las colas que se forman actualmente en la Plaza del Triunfo.

En los últimos años, el Alcázar ha ampliado las posibilidades para que los usuarios puedan adquirir sus entradas de forma online desde cualquier dispositivo, con la posibilidad de reservarlas con menos de un día de antelación y, así, evitar las colas para acceder al monumento.