Santiago Muñoz Machado
Santiago Muñoz Machado - Juan Manuel Serrano
XI Premio Jurídico ABC-Fundación Cajasol

Santiago Muñoz Machado: «Me siento un jurista de Estado»

La Constitución y los proyectos con la RAE centraron el discurso del premiado

SevillaActualizado:

«Me siento un jurista de Estado». La afirmación de Santiago Muñoz Machado resume la dimensión jurídica del trabajo de este cordobés que pese a vivir en Madrid no duda en calificarse como un «andaluz bien asentado que siempre está pensando en las maravillas de su tierra».

Porque si algo define la carrera de este catedrático y director de la Real Academia Española (RAE) es su dedicación al «Derecho Administrativo», entendido como el «núcleo esencial del Derecho del Estado». «Siempre me he ocupado más de los problemas de organización del Estado y de sus relaciones con los ciudadanos».

Pero el Derecho Público, y especialmente la Carta Magna, no han sido para Muñoz Machado simplemente un área de estudio sino que han formado parte del acervo vital de alguien que se define como «un intelectual preocupadopor su país y por su tierra», alguien que se reconoce dentro de la «generación de la Constitución», un norma que abrió para España un «tiempo realmente prodigioso que he tenido la inmensa fortuna de vivir».

«Mi generación de juristas, que algunos llaman con justicia la generación de la Constitución, ha contribuido de modo decisivo a la transformación de la sociedad», señaló.

Porque a pesar de sus carencias que tienen que ver con la crisis del modelo territorial, que Muñoz Machado reconoció y que cree que obligarán a reformarla, la Carta Magna ha permitido establecer en España un «esquema nuevo de derechos fundamentales» con un «sistema de garantías» que ha permitido el «buen gobierno» y que los poderes territoriales estén «más cerca de los ciudadanos». Esta Constitución ha traído «cosas formidables».

Además, la Carta Magna, señaló, ha sabido dar respuesta a retos como su convivencia no solo con la norma que iban dictando las legislaciones de los parlamentos autonómicos, sino con la entrada y el crecimiento de la importancia del derecho de la Unión Europea. Algo que se ha hecho mediante principios como los de competencia y de «primacía» del Derecho comunitario.

Unos retos puramente legislativos que se han desarrollado en paralelo a los generados por los cambios introducidos en el Estado por la evolución de la economía, pasando de una posición activa en el sistema a la actual de simple de regulador de sectores. «No han desaparecido los servicios públicos, pero están más gestionados por actores privados», señaló el jurista.

Otra de las transformaciones a las que han tenido que hacer frente los poderes públicos ha sido la «revolución digital y la inteligencia artificial», un aspecto que llevó a Muñoz Machado a la otra gran faceta de su quehacer intelectual, como es la lengua española, por su condición de director de la RAE, el segundo, tras Antonio Maura, que ha compaginado el cargo con su condición de jurista en activo, recordó.

Proyectos de la RAE

En ese sentido, explicó los dos principales proyectos que está impulsando al frente de la Academia. El primero de ellos pasa por el fortalecimiento de la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale), que engloba a las 23 instituciones que velan por el español en todo el mundo, que definió como el «brazo ejecutor de la RAE» y que celebrará su XVI congreso en Sevilla del 4 al 8 de noviembre.

El segundo tiene que ver con el reto digital y de la inteligencia artificial, pues «cada vez hay más aparatos que hablan y lo hacen en la lengua que les han enseñado sus fabricantes». Para unificar y preservar el español también en las máquinas y ordenadores, la Academia está firmando acuerdos con importantes multinacionales, como Microsoft, Google y Telefónica, para «regular» ese lenguaje.

El director de la RAE se mostró también durante su discurso «enormemente agradecido» por el premio e integrarse en la importante nómina de juristas que lo han ganado anteriormente, como son Manuel Olivencia, Juan Antonio Carrillo Salcedo, Pedro Luis Serrera Contreras, Santiago Martínez Vares, Guillermo Jiménez, Miguel Rodríguez Piñero, Luis Angulo, Rafael Leña y Francisco Ballester.

Además, quiso agradecer esta distinción tanto a Cajasol, «la fundación cultural más importante de Andalucía», como a ABC, «un periódico de referencia que ha luchado por la cultura española desde hace más de un siglo y que leo cada día».