En la SE-30 hay contabilizados 24 puntos negros a lo largo de sus casi 23 kilómetros de recorrido
En la SE-30 hay contabilizados 24 puntos negros a lo largo de sus casi 23 kilómetros de recorrido - ABC
ESTADÍSTICAS

La SE-30 tiene más puntos negros que kilómetros

La circunvalación mide casi 23.000 metros y cuenta con 24 tramos muy peligrosos

SEVILLAActualizado:

La autovía de circunvalación de la SE-30 está considerada como la carretera más peligrosa de la provincia de Sevilla, con 24 puntos negros, según la DGT, siendo el tramo más conflictivo el que discurre a lo largo del puente del Centenario.

En la SE-30 se producen accidentes de tráfico casi en cada kilómetro y a diario. Se da la circunstancia de que esta autovía tiene poco menos de 23 kilómetros de longitud, de modo que existen en ella más puntos negros que kilómetros de recorrido.

Hay que recordar que en un solo kilómetro se sitúan varios puntos negros, como es el caso del kilómetro 15 (en la recta que discurre paralela a la Vega del Rey en dirección a la salida de Huelva tras la curva de El Corte Inglés), donde en mil metros están catalogados hasta tres tramos, uno de ellos de 500 metros (normalmente cada tramo suele medir entre 100 y 200 metros). Precisamente, en este punto kilométrico es donde se producen más accidentes, 42 en el año 2014, según las estadísticas de la propia DGT.

Tan sólo nueve kilómetros de los casi 23 con los que cuenta la circunvalación se libran de ser considerados tramos muy peligrosos. En concreto, la Dirección General de Tráfico excluye de esta categoría los kilómetros 4, 5, 7, 18, 19, 20, 21, 22 y 23.

Por su parte, el segundo punto negro que registra más accidentes es el correspondiente al kilómetro 14, en el puente Reina Sofía, donde en 2014 se contabilizó una de las dos muertes por accidente de tráfico que se produjo en la SE-30. La otra fue muy cerca, en el kilómetro 16, en la salida hacia Huelva. Por su parte, en lo que a víctimas no mortales se refiere, hay que reseñar que ese año se produjeron 250 heridos.

En los últimos doce años, la SE-30 se ha cobrado la vida de 11 conductores, varios de ellos motociclistas, siendo el peor año de estas estadísticas el correspondiente a 2004, cuando fallecieron tres personas. Un año más tarde, murieron dos conductores, mientras que sólo se libraron de accidentes mortales los años 2008, 2009, 2011 y 2014. En el resto se contabilizó una sola víctima mortal.

Para intentar evitar más accidentes en la SE-30 hay instalados desde hace muchos años ocho radares (en ambos sentidos), de los cuales uno de ellos permanece inactivo a día de hoy en el puente del Centenario tras el choque el pasado mes de mayo de una grúa contra un pórtico de señalización donde está situado uno de ellos y que obligó a cortar la infraestructura, lo que provocó importantes retenciones de tráfico a lo largo de ese día.