El sector de la limpieza y los administradores de fincas se alían contra la competencia desleal
El sector de la limpieza y los administradores de fincas se alían contra la competencia desleal - ABC
Sevilla

Sector limpieza y administradores fincas se alían contra competencia desleal

Estas empresas se encuentran con «una competencia que no cubre los costes mínimos de salarios y seguridad social del personal laboral contratado

Actualizado:

La Asociación Patronal de Empresas de Limpieza (APEL) y el Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla han acordado reactivar el convenio de colaboración que firmaron en 2009 para así acabar con los «devastadores efectos» de la competencia desleal en el sector.

En un comunicado remitido a Efe, la APEL explica que el objetivo es «amortiguar las prácticas arbitrarias y la economía sumergida» que ha detectado en los últimos años y que «está llevando al cierre de empresas de limpieza que desde la legalidad y transparencia se han mantenido en el mercado».

Al ofertar sus servicios, estas empresas se encuentran con «una competencia que no cubre los costes mínimos de salarios y seguridad social del personal laboral contratado», denuncia.

En este sentido, la APEL se compromete a comunicar a las autoridades aquellas prácticas de empresas de limpiezas que incumplan la norma legal y «trasladar a la sociedad, en especial a las comunidades de propietarios», los costes reales de este servicio.

Tras la reunión en que renovó su compromiso con la APEL, el presidente del Colegio de Administradores de Fincas, José Feria, ha mostrado su predisposición a celebrar contactos periódicos con la patronal e informar a las comunidades de propietarios sobre «la necesidad de contratar empresas solventes, transparentes y legales».

También está dispuesto a informar de las consecuencias legales, «tanto civiles como penales», en que puede incurrir una comunidad de propietarios si contrata este tipo de empresas «al margen de la legalidad».

La APEL anunció el pasado 10 de abril que denunciaría ante la Inspección de Trabajo y los tribunales las «prácticas irregulares y de competencia desleal» porque la situación del sector «es de extrema gravedad» debido al «intrusismo», que además contaba con «el beneplácito de determinados administradores de fincas».

«Cualquier persona con un cubo, un cepillo de barrer y un recogedor de basura puede ofrecer servicios de limpieza a precios de hace 10 o 15 años», añadió la APEL, que se ofreció para establecer un protocolo de colaboración con los administradores de fincas porque «algunos colegiados amparan o toleran a los competidores desleales», aunque «la mayoría son excelentes profesionales».