Alumnos en el examen de Selectividad en Sevilla
Alumnos en el examen de Selectividad en Sevilla - Vanessa Gómez

Selectividad 2019 SevillaSelectividad única, una cuestión más política que académica

Representantes del sector universitario hablan sobre un tema que requeriría unificar la temática y el calendario de toda España

SevillaActualizado:

El debate en torno a la Selectividad es algo recurrente desde hace tiempo. Tras numerosas reformas y cambios de nomenclatura la reciente propuesta de PP y Ciudadanos presentada en el Congreso para una prueba única ha reabierto la polémica justo en el momento en que los estudiantes sevillanos se enfrentan a unos exámenes que decidirán su futuro, ya que muchos de ellos dependen de la nota que saquen para entrar en la carrera elegida.

ABC ha preguntado a representantes del sector universitario y de enseñanza, cuyas respuestas demuestran que hay diferentes opiniones pero que sobre todo se trata de un debate más político que otra cosa, aunque también haya algunos elementos técnicos.

Distintos temarios

Porque una Selectividad única implicaría que ese examen igual tendría que hacerlo el Gobierno y poner de acuerdo a las distintas comunidades autónomas que tienen transferidas las competencias de educación. Tendrían que consensuar temas muy delicados como los contenidos de algunas materias que hoy son distintos según donde se haga el examen. En asignaturas troncales como Lengua o Historia, el temario muchas veces no coincide y tampoco la forma de corregir. De hecho, las faltas de ortografía no se penalizan igual en todos los territorios.

Desde la Universidad de Sevilla, la vicerrectora de Estudiantes, Pastora Revuelta, insiste en que, pese a que no tienen miedo, existen «gran dificultades» que se basan en «cuestiones técnicas». Unas cuestiones que desde la Hispalense justifican en que sería necesario unificar los contenidos de las materias, ya que hay asignaturas que no coinciden y también sería necesario modificar las fechas para que las pruebas se realizaran en todo el territorio a la vez y no en unas comunidades antes que en otras.

Perjudicial

Esa disparidad de fechas y contenidos sirve a otros para defender la tesis contraria. Andrés Rodríguez Benot, catedrático de Derecho Internacional Privado de la Universidad Pablo de Olavide, defiende una prueba única. Ve la actual «perjudicial» para los alumnos por las distintas fechas y distintos contenidos.En el doble grado de Derecho Hispano Alemán que el dirige los estudiantes que llegan de fuera de Andalucía encuentran muchas dificultades por esas diferencias.

Desde la Universidad Loyola Andalucía, su rector, Gabriel Pérez Alcalá, defiende la prueba única que sea «centralizada»y organizada por el Estado y no por las comunidades. «Así no tratarían a las universidades privadas como si fueran de segunda», dice Pérez Alcalá, que apuesta por unificar el currículum de todos los exámenes. Y luchar contra las diferentes formas de corregir. «Es como si unos hicieran una maratón y otros una carrera», explica.

Alfonso Castro, decano de Derecho de la Hispalense, cree que cabe «homogeneizarla» para garantizar la igualdad de oportunidades y equidad. Pero defiende que se haga «desde abajo», desde los contenidos que no son iguales. Ya que si se hace desde el Gobierno, sería más difícil porque las comunidades tienen competencia y «se podría quebrar lo que se pretende conseguir: la igualdad y la equidad».

Mismas oportunidades

María Reyes Fernández, directora del Instituto Fernando de Herrera, cree que sería «lo más justo» para que se cumpla el principio de equidad y todos tengan las mismas oportunidades. Pero cree que hay «muchos condicionantes» porque habría que unificar el currículum.

Más tajante es Joaquín Egea, director emérito del Colegio Buen Pastor, que está a favor de una sola prueba por un «principio de igualdad» de todos los españoles y para fomentar la facilidad que había para estudiar en toda España. «Un castellano leonés tiene más difícil entrar en una universidad de Barcelona que un catalán y eso es inconstitucional», dice. Egea recuerda que el Bachillerato es más que la Selectividad y pide mejorar la preparación del alumno antes de llegar a la edad adulta.