Los operarios ya están trabajando en la rehabilitación de la hacienda Miraflores
Los operarios ya están trabajando en la rehabilitación de la hacienda Miraflores - ABC

SEVILLAComienzan las obras en la hacienda de Miraflores para convertirla en un centro de educación ambiental

Las obras en este edificio catalogado como BIC desde 1996 se van a centrar en los espacios del señorío y el trujal

SevillaActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha iniciado las obras de rehabilitación del edificio de la Hacienda de Miraflores catalogada como BIC desde 1996. El proyecto consiste en una actuación integral que parte con un presupuesto de un millón de euros y que se centra en los espacios del señorío (tanto en la zona interior como en la exterior y dependencias colindantes) y el trujal. El objetivo es convertir este inmueble en un centro de educación ambiental como equipamiento centrado en el parque y en el Medio Ambiente. Las obras se prolongarán durante nueve meses.

En el trujal, básicamente, se prevé ahora el desmontaje y posterior ejecución de la estructura de cubierta, la sustitución de las carpinterías necesarias y la reparación de las solerías existentes. En cuanto al señorío, se procederá al revestimiento de peldaños y mesetas de su escalera. Con respecto a la zona exterior de este espacio y del trujal se solucionarán los problemas de altimetría existentes para facilitar tanto el acceso a las edificaciones por esta zona, como el desagüe de aguas pluviales, para cuya recogida se construirá una red con imbornales que conectará con la red general que discurre por la calle San Diego. Finalmente, se terminarán las instalaciones de todas las edificaciones: fontanería, saneamiento, electricidad, climatización, protección contra incendios, etc.

Igualmente se prevé la ejecución de una red de saneamiento que resuelva la conexión de la instalación de recogida de aguas residuales del conjunto de edificaciones y espacios libres que conforman la Hacienda de Miraflores con la red municipal que discurre por la calle San Diego y la avenida de la Mujer Trabajadora, ya en el exterior del parque de Miraflores.

Posteriormente habrá una segunda fase centrada en las naves de caballerizas con el objetivo de que una vez culminada toda esta intervención se pueda dotar de un uso público a este complejo centrado en el parque y en el Medio Ambiente como un centro de educación ambiental que permita también el desarrollo de distintas actividades.

En resumen, las obras proyectadas pretenden completar los trabajos de rehabilitación necesarios para que el conjunto edificatorio pueda estar dispuesto para su uso, puesto que a pesar de que en pasados años se han llevado a cabo algunas intervenciones en las edificaciones del señorío, la vivienda e incluso en el trujal, éstas no han concluido con la total rehabilitación y puesta en uso de la edificación.