Terraza Puerto de Cuba
Terraza Puerto de Cuba - ABC

SEVILLACondenan a Río Grande a devolver la terraza Puerto de Cuba a los arrendatarios

Un juez ordena la restitución de la terraza a los arrendatarios tras el «ilícito desalojo» que se produjo el pasado mes de octubre

SActualizado:

Un juzgado de Sevilla ha ordenado restituir la terraza Puerto de Cuba a los arrendatarios desalojados el pasado 31 de octubre y condena a los dueños a devolverle el local. La sentencia de un juzgado de Primera Instancia de Sevilla estima la demanda de la empresa Puerto de Cuba en Liébana S.L. contra Río Grande Sevilla S.L., Faeton Capital S.L. y Al Andalus Siglo XXI y ordena devolvérsela.

Según el fallo, las citadas empresas (las dos últimas en manos de Miguel Gallego) deberán reponer a Puerto de Cuba en Liébana la «legítima posesión que ostenta» de las zonas del restaurante que componen la terraza. Tendrá que devolverle el jardín, cuartos de baño y ascensor; la terraza de los limoneros y los cuartos de baños, la terraza VIP Mirador, el almacén y office y el cuarto para las cajas fuertes ubicado junto al despacho de la antigua propietaria de Río Grande. El fallo también condena a a reponer al estado en el que estaban antes del «ilícito desalojo» que se produjo el 31 de octubre de 2017 pero desestima la demanda contra Carmen García, exdueña de Río Grande.

Además la sentencia condena a los demandados a que «se abstengan de realizar ninguna actuación que impida a Puerto de Cuba en Liébana continuar en la pacífica posesión de las referidas zonas» y le impone las costas.

Puerto de Cuba alegaba que tiene un contrato de arrendamiento concertado de forma verbal desde 2005 con Río Grande y que a partir de mayo de 2017 comenzaron a surgir discrepancias con el arrendador sobre la duración de éste. Hasta que la noche del 31 de octubre se personó María del Carmen García, «acompañada de algunos trabajadores de Río Grande, de un señor llamado Mohamed el Goul y de otras diez o doce personas» en la terraza que estaba abierta. Les cortaron la luz, cambiaron la cerradura y los desalojaron alegando un nuevo contrato con Mohamed el Goul. Ahora la juez, que tilda de «simulado» el contrato con Mohamed, da la razón a la arrendataria.

Pablo Castilla, uno de los socios de Puerto de Cuba, mostró su satisfacción por el fallo que han defendido los abogados José Manuel García-Quilez y Sonsoles Gutiérrez. Castilla dijo que le resultaba «curioso» que los dueños del local estuvieran preparando para inaugurar la terraza «pese a que han perdido». Por ello pedirá la ejecución de la sentencia que puede ser recurrida.