URBANISMO

Sevilla contará con una nueva y moderna residencia de estudiantes con 800 plazas en Ramón Carande

El grupo Moraval firma con Urbanismo un acuerdo que dejará a la ciudad más de 60 millones de euros

La residencia tendrá altos niveles de calidad y costará 675 euros al mes a los universitarios

SevillaActualizado:

El delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, y el director general del grupo Moraval, Álvaro Soto de Scals, han anunciado este viernes la firma del contrato y la adjudicación del derecho de superficie de una parcela municipal ubicada en la avenida de Ramón Carande, una zona privilegiada de la ciudad urbanísticamente hablando, donde se ubicará una residencia universitaria de primer nivel con 800 plazas para estudiantes. La operación, diseñada por el equipo técnico de la Gerencia de Urbanismo, generará además ingresos para el Ayuntamiento por un importe de más de 73 millones de euros a través del canon, de los cuales cinco millones fueron abonados en un primer pago la semana pasada.

Los pliegos elaborados por Urbanismo priorizaron aquellos proyectos que concedieran un uso singular y acorde con el interés general a la parcela, de forma que no sólo se valoró el importe de la mayor oferta. De esta forma, Moraval presentó un proyecto que resultó adjudicatario diseñado para generar en Sevilla un gran equipamiento universitario de primer nivel junto al centro de la ciudad, al campus de la Universidad de Sevilla y conectado con la UPO a través de la línea 1 de Metro.

El proyecto supone una inversión total en la ciudad de 60 millones de euros para generar este equipamiento, que cuenta con los más altos estándares de calidad internacionales, incorporando amplios espacios colectivos como salas de estudio, zonas comunes (incluidas para coworking), terrazas, cocina o gimnasio. En total, se prevén 800 plazas e incorporará un uso coadyuvante de carácter terciario aprovechando el margen que da el PGOU en el 20% de la superficie, que en este caso será un pequeño hotel según fuentes del propio grupo Moraval. La idea es que la residencia esté funcionando para el curso 2021-2022 y que el coste para los estudiantes sea de 675 euros al mes, cifra que se ha calculado a partir de lo que se paga en las residencias universitarias más caras de la capital andaluza.

El canon establecido por la operación asciende en total a 73 millones que ingresará Urbanismo. Así, en el momento de la firma se pagaron 5,5 millones de euros y tras un periodo de carencia de tres años se abonarán 900.000 euros al año durante el periodo de vigencia del derecho de superficie que asciende a 78 años tras el cual tanto el solar como la edificación realizada sobre él revertirán en la ciudad. Tras la formalización del derecho en escritura pública que se produjo la semana pasada, el siguiente paso debe ser la presentación del proyecto para la solicitud de licencia de obras, lo que debe producirse antes de 6 meses desde la firma, según el pliego. Una vez otorgada la licencia, el comienzo de las obras tendrá necesariamente que tener lugar en el plazo de dos meses desde la notificación al superficiario.

«Con esta operación hemos conseguido en primer lugar activar un solar vacantes desde hace más de diez años que se encuentra en una ubicación estratégica. Se constata además que Sevilla se ha convertido en un destino de referencia para inversores nacionales e internacionales. El diseño que hemos realizado de los pliegos nos permite además generar unos ingresos económicos públicos de enorme importancia para la realización de inversiones en toda la ciudad al tiempo que se consolida la fortaleza de Sevilla como ciudad universitaria incrementando sus plazas para estudiantes», ha explicado el concejal Muñoz.