Estado en el que se encontraba el inmueble antes de la restauración
Estado en el que se encontraba el inmueble antes de la restauración - RAÚL DOBLADO
TURISMO

Sevilla estrenará esta primavera otro hotel de cuatro estrellas

El nuevo alojamiento de la avenida Reyes Católicos abrirá sus puertas a finales de junio tras dos años de obras

SEVILLAActualizado:

La planta hotelera de Sevilla volverá a crecer en un mes con la apertura del nuevo establecimiento de la avenida Reyes Católicos. Se trata de un cuatro estrellas de lujo ubicado en el número 23 de esta céntrica arteria y que ha permitido recuperar otro edificio histórico en el Casco Antiguo. El inmueble, propiedad de la Real Maestranza de Caballería, cuenta con una superficie de 1.800 metros cuadrados repartidos en tres plantas que albergarán un amplio hall, un restaurante y más de una veintena de habitaciones.

El presupuesto para su adaptación ha superado los dos millones de euros y diversificará la oferta en esta zona, que ha visto crecer la demanda turística en los últimos años. La inauguración está prevista para mediados o finales de junio, como confirman fuentes cercanas a los inversores, que han tenido que retrasarla a última hora. La intención era abrir para la Feria de Sevilla, coincidiendo con la primera corrida en la Maestranza del torero José Mari Manzanares, que es uno de los socios. Junto a él se encuentran inmersos en el proyecto los empresarios sevillanos Rafael Cebolla, Óscar Vega y Rosauro Varo.

Las fuentes consultadas aclaran que «a pesar de que las obras estaban terminadas, aún no se habían decorado las habitaciones y no queríamos abrir a medio gas». En esas anda en estos momentos el equipo de interiorismo que espera tenerlo todo a punto este mes de mayo para aprovechar los últimos coletazos de la temporada alta en la capital andaluza. El estilo que han elegido rompe con la oferta actual, con líneas elegantes y limpias.

Crece la oferta

A esta apertura le seguirá la del hotel Kivir, situado en pleno Paseo de Colón, que todavía sigue en obras. El establecimiento, también de cuatro estrellas, dispone de una treintena de habitaciones y unas magníficas vistas al puente de Triana. La empresa responsable es Amadora Hoteles, la misma a la que pertenece el Bécquer y aún no ha anunciado la fecha definitiva para su apertura. Se espera que ese momento llegue antes de final de año, aprovechando el boom turístico y los grandes eventos previstos en la ciudad como las cumbres internacionales que celebrará el sector en otoño, la Bienal de Flamenco y el Salón Internacional del Caballo (Sicab).

Este 2018 será, sin duda, el año de la gran expansión hotelera de Sevilla, la mayor después de la Expo, pues están previstas otras dos importantes inauguraciones: el hotel de la Encarnación y el de la avenida de la Constitución. El primero, que aún sigue entre andamios, estará listo en otoño. Al menos ese es el plazo comprometido para finalizar los trabajos y entregar la obra a sus responsables. La casa palacio de la calle Regina, una joya de estilo regionalista, se convertirá en un cuatro estrellas con 63 habitaciones y un hall abierto y dinámico. En la terraza estará la piscina y un amplio mirador con vistas a las Setas y el Casco Histórico. El grupo turístico Gimeno será el encargado de explotarlo y espera inaugurarlo para aprovechar la segunda temporada alta que comienza en octubre y que el año pasado batió récord de visitantes, superando incluso a los registrados durante la primavera.

Antes de que termine el año también estará en el mercado el hotel del antiguo Banco Andalucía, en la avenida de la Constitución. Así lo confirmó el pasado diciembre la firma Marriott, que será la encargada de administrarlo. El edificio, que todavía tiene por delante varios meses de obras, dispondrá de 98 habitaciones con capacidad para casi 200 camas y tendrá la categoría de un cuatro estrellas.