Mercedes Salgueira, del Virgen Macarena; Juan José Egea-Guerrero y Dolores del Pino, de izquierda a derecha
Mercedes Salgueira, del Virgen Macarena; Juan José Egea-Guerrero y Dolores del Pino, de izquierda a derecha - ABC
Día Mundial del riñón

Sevilla necesita más trasplantes renales de donante vivo

Desde 1978 van 207 y solo en 2018, 16 pero hacen falta más pues es la mejor terapia

SevillaActualizado:

Más de noventa nefrógolos y profesionales de la Enfermería se han dado cita en Sevillla estos dos últimos días en un curso sobre trasplante renal de donante vivo organizado por la Coordinación Autonómica de Traplante de Andalucía y el hospital Virgen Macarena para actualizar conocimientos sobre ese tipo de implantación de riñones que es hoy día la mejor opción terapéutica de la enfermedad renal crónica.

Así lo manifestaron ayer a ABC la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología, Dolores del Pino y el coordinador autonómco de trasplantes del SAS, Juan José Egea-Guerrero, quienes hicieron un llamamiento a la necesidad de divulgar y promover este tipo de donaciones que en Sevilla van a la cabeza de Andalucía pero no por ello «hay que bajar la guardia»

Según datos de Egea-Guerrero, desde que en 1978 empezaron los programas de trasplantes se han hecho ya un total de 207 de donante vivo, (43 de ellos infantiles) y solo en 2018, 16.

Unas cifras que sitúan a la capital andazua a la cabeza de las que se registran en las demás provincias de la región pero que no son suficientes.

La doctora Del Pino explica que el trasplante renal de donante vivo es el que tiene mayor supervivencia de todas las modalidades de trasplante renal y que «si bien históricamente España y Andalucía se han caracterizado por tener unas altas tasas de trasplante renal de donante cadáver, las tasas de trasplante renal de donante vivo, aún habiéndose incrementado en los últimos años, tienen todavía un significativo recorrido al alza».

Destaca que la mayor parte del trabajo para la práctica del trasplante de donante vivo radica prácticamente en los servicios de Nefrología y Urología de los distintos hospitales andaluces y que, a diferencia del donante cadáver, donde tiene una especial relevancia la actuación de la Coordinación de Trasplantes, en el caso del trasplante renal de donante vivo, son inicialmente los nefrólogos los que plantean a los diferentes candidatos y familiares de los mismos esta opción terapéutica. Luego, son los urólogos los encargados de su realización de forma programada y en este sentuido hay que destacar el desarrollado desde hace años la técnica laparoscópica para la extracción del riñón del donante vivo en todos los hospitales andaluces autorizados para ello.

El papel de la Coordinación de Trasplantes Hospitalaria prácticamente se reduce a su colaboración en distintos aspectos logísticos, como los relacionados con la autoridad judicial ya que es el juez el que tiene la última palabra a la hora de hacerse ese tipo de trasplante.

La doctora Coral Navarro durante su intervención en el curso Rocio Ruz
La doctora Coral Navarro durante su intervención en el curso Rocio Ruz

«En este sentido, parece razonable la realización de un curso dirigido a todos los agentes implicados en este proceso, especialmente a facultativos y Enfermería de las distintas unidades de hemodiálisis de nuestra comunidad, para que, por una parte, se consiga un mejor conocimiento de todas las fases del mismo y, por otra, para que se siga ofreciendo el trasplante renal de vivo a los diferentes pacientes en diálisis que sean subsidiarios de los mismos, incluido el trasplante renal cruzado cuando exista incompatibilidad inmunológica o de grupo sanguíneo», dice Dolores del Pino que no pasa por alto la generosidad del donante denominado «buen samaritano».

La mortalidad por enfermedad renal crónica ha crecido casi un 30% en al úlitma década en España, donde unos 7 millones de personas padecen esta enfermedad de las que unas 60.000 están en tratamiento renal sustitutivo, es decir, requieren de de hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante para sustituir la función de sus riñones. De seguir su ritmo actual de crecimiento se convertirá en la segunda causa de muerte en nuestro país en pocos años.

«Se necesita redefinir e intensificar los actuales planes de prevención, con campañas efectivas de visibilización y sensibilización orientados hacia la población general, para que la sociedad pueda ser consciente de la gravedad de la situación, evitando llegar a necesitar tratamientos sustitutivos renales. Para ello, se requiere un abordaje amplio e interdisciplinar de todos los agentes implicados, que ponga de relieve la voluntad de las instituciones sanitarias, de atajar este serio problema multifactorial de salud universal, que supone actualmente la enfermedad renal», señala Pablo Beca, pesidente la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades del Riñón, Alcer Giralda.

No dispone de datos sobre el aumento de la enfermedad renal en Sevila pero sí aporta que en 2018 había 945 pacientes en hemodiálisis, 1.313 trasplantados en seguimiento y 104 en diálisis peritoneal.

Este tipo de diálisis es otra asignatura pendiente porque forma parte del arsenal terapéutico que tienen los pacientes pero su utlización en el domicilio no llega a los niveles deseados.

Hoy, que se celebra el Día Mundial del Riñón con el lema «Salud renal para todos, en cualquier parte», los expertos y pacientes quieren también concienciar sobre la infrautilización que existe en nuestro país de las terapias de diálisis domiciliarias, es decir, aquellas que permiten al paciente dializase en su casa, de viaje o dónde mejor le parezca.

María José Marco Guerrero, resposable del área de Diálisis del hospital Virgen del Rocío, ha declarado a a ABC que el tratamiento domiclliario es de igual o mejor calidad que el que recibe el enfermo en el hospital pero requiere de una estructura para informar, formar y hacer un seguimiento al paciente en su casa que dista mucho del folleto que se le da en la actualidad. Eso sin contar con que la relación coste-efectividad de este tipo de diálisis es mayor respecto a la hemodiláisis lo que supone un beneficio también para el sistema público.

Hoy día la diálisis peritoneal en Sevilla es de un 12 por ciento frente a la media nacional que llega al 15.