El buque escuela "Juan Sebastián Elcano" atracado en Cádiz
El buque escuela "Juan Sebastián Elcano" atracado en Cádiz - Raúl Doblado
Puerto de Sevilla

Sevilla negocia una visita del buque escuela «Juan Sebastián Elcano» en 2020

El mayor obstáculo para el acceso del barco más importante de la Armada es un cable de tensión que da servicio a la ciudad

La embarcación militar recreará la primera vuelta al mundo en su 93º crucero de instrucción para conmemorar el V Centenario de la gesta

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Sevilla tiene ante sí la mejor oportunidad para recibir la visita del buque escuela de la Armada «Juan Sebastián Elcano» tras más de medio siglo de espera. Lo propiciaría la conmemoración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, cuyos actos comenzarán este verano y se prolongarán durante tres años, los mismos que fueron necesarios para que Fernando de Magallanes y el marino que da nombre a tan insigne barco completaran la hazaña.

Según ha podido saber ABC, distintas instituciones sevillanas han solicitado que sea el punto de salida del 93º crucero de instrucción del bergantín militar, que recreará el próximo año la expedición histórica, con atraques en los principales puertos. Será uno de los viajes más largos que realizarán los alumnos de la Escuela Naval Militar, pues durará un año.

Las fechas que se barajan para la partida son mayo o agosto, aunque el itinerario está todavía por cerrar, pero no son pocos los cabo que están por atar para hacer realidad esta vieja aspiración.

En este caso, la complicación no es la falta de profundidad de la dársena del Guadalquivir, sino su «calado aéreo», como se denominan los obstáculos en altura para el acceso de los barcos a los muelles de atraque. El mástil mayor del «Juan Sebastián Elcano» —el primero de los dos centrales— chocarían con un cable de alta tensión que conecta la subestación eléctrica de Guadaíra con la de Torrecuéllar a la altura de la antigua esclusa.

Por más que se le ha dado vueltas al asunto, no se ha encontrado la solución para que el buque escuela pueda superar ese tramo sin afectar al servicio que abastece a la ciudad. De hallar la salida, lo siguiente sería el paso bajo el puente del Centenario, que no debe ser un problema, pues precisamente la altura de las velas de este barco fueron la referencia para calcular las dimensiones cuando se construyó en 1991. Sin embargo, y a pesar del esfuerzo inversor, todavía no se ha puesto a prueba. La instantánea quedaría, sin duda, para el recuerdo, pues hace más de medio siglo que el buque más emblemático de la Armada Española no visita la ciudad.

Uno de sus últimos atraques fue el 15 de noviembre de 1929, coincidiendo con la celebración de la Exposición Iberoamericana. De su estancia se hizo eco ABC de Sevilla, que en esa fecha apenas llevaba unas semanas en la calle. Después de aquello no quedan referencias de nuevas escalas. Ni siquiera la Autoridad Portuaria tiene constancia documental.

En negociación

Por el momento, el asunto está en vías de negociación, sin que el Puerto de Sevilla haya recibido aún solicitud alguna de atraque. Fuentes de la institución consultadas por ABC indican que de lograrse «sería una buena noticia que “Elcano” viniera a nuestros muelles y estaríamos encantados de recibirlo para conmemorar los quinientos años de la primera vuelta al mundo, cuyo punto de partida, la milla cero, fue precisamente este enclave».

Las fuentes señalaron que «la llegada del buque escuela sería un atractivo más en la celebración de esta hazaña y contribuiría a destacar el papel del Puerto como protagonista y testigo vivo de excepción de la primera circunnavegación». También recordaron que «en torno a la expedición de Magallanes y Elcano, Sevilla creció como ciudad portuaria y alcanzó su esplendor como destino global gracias a su río, que continúa contribuyendo al desarrollo económico de la ciudad quinientos años después».

En todo caso, la institución gestora sigue totalmente inmersa en esta celebración, a la que se sumarán otros barcos históricos. El más esperado es la nueva recreación de la «Nao Victoria», la embarcación con la que el marino guipuzcoano logró escapar del asedio de la flota portuguesa y regresar a Sanlúcar con apenas un puñado de hombres. La nao permanecerá atracada frente al Centro de Turismo del Paseo Marqués de Contadero, que albergará un punto de información permanente del acontecimiento.

Otra de las actividades es la exposición «Sevilla y Sanlúcar en 1519», que fue inaugurada el pasado marzo en la Casa de la Provincia y que recoge cómo eran las dos ciudades andaluzas hace quinientos años, con un objetivo didáctico y de puesta en valor de los espacios elegidos. La muestra reúne las ilustraciones realizadas por Arturo Redondo para la señalética de los lugares relacionados con la expedición en Sevilla y Sanlúcar de Barrameda.

Regata de veleros históricos

Otro de los eventos que también está en plena organización es una regata de veleros históricos como la que se celebró en Cádiz en 2016, que también tendría lugar el próximo año. En eso se está volcando el Ayuntamiento de Sevilla, a través del Consorcio de Turismo, que negocia la posibilidad de que recale en Sevilla, en colaboración con otros puertos.

Este año no ha podido ser, pero se espera que el siguiente se puedan contemplar en la ciudad no sólo embarcaciones de gran valor, sino buques escuela de otros países como Colombia o Chile. La ocupación de la margen derecha del río sería completa, con barcos atracados desde el puente del Los Remedios casi hasta el del Centenario. Este tipo de eventos se realiza junto a otras ciudades y se tiene que dar la coincidencia para que todos puedan acogerlo.

De amarrarla, la regata tendría un importante impacto en la ciudad, en cuanto a la ocupación hotelera y el gasto en restauración. Aunque sería de menor envergadura, en Cádiz se cifró en 13,5 millones de euros el beneficio directo que reportó, fruto de una asistencia estimada en un millón y medio de visitas al parque temático en el que se convirtió el muelle durante todo un fin de semana.