Juan Espadas y Gloria Guevara, en el acto del Ayuntamiento
Juan Espadas y Gloria Guevara, en el acto del Ayuntamiento - Efe
CUMBRE DE LA WTTC

Sevilla ofrece todo su suelo disponible a los grandes inversores hoteleros

Espadas traslada a los delegados de la WTTC un inventario de solares libres y de edificios municipales que podrían rehabilitarse con proyectos público-privados

SevillaActualizado:

Dejar que te encuentren o salir a buscar al cliente. El inicio de la cumbre de la WTTC suponía una ocasión demasiado suculenta como para que Sevilla no optase por la segunda de las variables. Y a fe que lo hizo. El Ayuntamiento, de hecho, elaboró un dossier con amplia información de la ciudad que repartió a los primeros centenares de participantes que estuvieron ya ayer presentes en el acto de presentación, en el Hospital de los Venerables, y que también trasladará desde hoy al resto en el que uno de sus apartados destacados es la oportunidad de inversión. Tanto es así que se entregó a los delegados un documento, al que ABC tuvo acceso, en el que se expone la disponibilidad se suelo actual de la capital andaluza para captar la atención de grandes inversores internacionales, principalmente para la construcción de hoteles. La presencia en la gran cita turística del jefe ejecutivo de la prestigiosa cadena Hilton, Christopher J. Nassetta, no podía dejarse pasar sin más. De él y de quienes mueven el negocio de la hotelería, que en Sevilla ha encontrado en estos tres últimos años un lugar idóneo para invertir. El gobierno local redobla su apuesta, no obstante.

De este modo, en este documento entregado a los líderes mundiales del turismo se señala que el término municipal cuenta aún con «una amplia extensión de suelos para su desarrollo industrial y terciario», que se detalla posteriormente incluso con un pequeño mapa. En ese esquema de suelo libre de titularidad municipal se incluyen desde las grandes bolsas de terreno hasta solares de dimensiones más reducidas en el propio Casco Histórico, como uno de 1.850 metros cuadrados en el sector Castellar-Dueñas para servicios avanzados, según lo señalado en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Las grandes bolsas de suelo

Junto a esos solares de menos metros, en el inventario trasladado a los delegados de la WTTC están las principales referencias de la ciudad en este ámbito. Entre ellos, los 200.000 metros cuadrados en el Pítamo, los 137.000 de Las Razas o 7.500 metros cuadrados más que aún quedan en Palmas Altas, dentro del distrito Bellavista-La Palmera; o los 250.000 de las vieja factoría de Heineken y los 300.000 de Santa Bárbara en las zonas Este y Nervión; o los 358.600 de Aeropuerto Viejo; o la inmensa bolsa de suelo de 500.000 metros cuadrado de San Nicolás, entre los sectores este y oeste, zona en la que ya fracasó la iniciativa de levantar una gran tienda de la compañía sueca Ikea hace varios años.

Además de esos terrenos, el documento incluye como opciones para grandes inversiones los 211.000 metros cuadrados en la Cross de San Jerónimo y otros 440.000 que aún están disponibles en el Higuerón, el límite norte de la ciudad, donde la cadena de supermercados Mercadona ha anunciado un nuevo almacén para venta online y un sector donde ya se levantó un hotel precisamente de la cadena Hilton, inaugurado en 2013. A ello se suman 26.500 metros más en las antiguas instalaciones de Hytasa; 95.000 en la carretera de la esclusa; 41.000 en el Buen Aire; y, ya en la Cartuja, hasta 95.000 metros en la zona de la vieja bancada de la Expo 92 (la pastilla de suelo paralela a la avenida de Carlos III) y hasta los 28.200 metros cuadrados del canal de la Expo, actualmente baldíos al quedar en desuso esa instalación.

Eso sí, la oferta municipal no se queda sólo en los solares sino que en el documento se incluye también la posibilidad para las grandes cuentas vinculadas al sector turístico de invertir en el propio patrimonio de la ciudad. De hecho, el gobierno local ha bautizado esta propuesta de inversión privada que ayer se incluyó en la cumbre de la WTTC como «Espacios singulares: dinamización y recuperación del patrimonio», una iniciativa mediante la que se pone a disposición de inversores un «amplio catálogo de edificios singulares» para intervenir en «la recuperación de los mismos y en la reactivación de los barrios; siempre con la premisa de convertirse en «foco de atracción de inversores y modelo de gestión público-privada». Se trata de una treintena de inmuebles que suman una superficie de 124.000 metros cuadrados y requieren una inversión de unos 111 millones de euros en su conjunto, entre los que se encuentran la vieja comisaría de la Gavidia.

El gobierno local del socialista Juan Espadas, de hecho, tiene la intención en el próximo mandato —caso de lograr la mayoría suficiente para seguir al frente del Ayuntamiento— de crear una web o incluso una aplicación móvil que ponga este inventario de solares y de edificios disponibles a sólo un click de los grandes inversores, a los que se pretende dar todas las facilidades para hacerse con ese patrimonio municipal que hoy por hoy no se usa. La cita internacional de esta semana parece el mejor foro para difundir el inventario, sin duda.