Mesas para apoyar los vasos en la zona concebida como espacio de asiento - Ciudadanos Triana VÍDEO: A. PERIÁÑEZ

Sevilla«Si no se permiten veladores en La Campana, ¿por qué sí bajo el puente de Triana?»

La ocupación del espacio público en la calle Betis y la zona aledaña al río Guadalquivir han provocado numerosas reacciones entre los sevillanos

SevillaActualizado:

La cultura del velador es algo tan inherente a Sevilla como su agradecida meteorología, que permite que (casi) siempre apetezca tomar algo al aire libre.

Sin embargo, en los últimos tiempos no son pocos los mensajes que alertan de una ocupación masiva de espacios públicos por parte de los establecimientos hosteleros, no siempre con licencia.

Este martes, ABC de Sevilla se hacía eco de la denuncia que la formación política de Ciudadanos en el Distrito Triana realizaba en su cuenta de Twitter: Veladores en situación «irregular» en los bajos del Puente de Isabel II y en la calle Betis, en el tramo de piedra concebido como zona de asiento.

Las redes sociales no tardaron en recoger los comentarios de los sevillanos, entre los que pesa la idea generalizada de pérdida del espacio público, como se muestra en el comentario anterior.

Samuel Daza, por ejemplo, pide una actuación municipal implacable pues asegura que en su barrio «muchas veces no puedo ni pasar, el bar coge toda el paso de la calle. Más mano dura con esto».

De hecho, otros comentarios señalan un radio mayor de ocupación. «También ponen veladores en el paseo de la O, hace años y ahí esta prohibidísimo, para parece ser que la Policía no se entera», comenta Caetin Caeton en Facebook.

Otros internautas recuerdan que el problema no es exclusivo del arrabal trianero. Rocío Lebrero invita a dar «una vuelta por la Alfalfa, por favor, que encima hay que pedir hasta permiso para pasar».

Esta situación recordó inevitablemente a la supresión de veladores en la Plaza de la Campana, de los que ha surgido una curiosa defensa al hilo del debate. «No podía haber veladores en la Plaza de la Campana. Vale, muy bien. ¿Y esto se permite?, espeta Luchía VR. «Todo esto, un despropósito consentido. La Campana, histórico, eliminado... A ver quién lo explica», añade Hernán Cortés Monroy.

En cualquier caso, hay opiniones en todos los sentidos. Algunas entroncan con esa cultura a la que aludíamos al inicio de esta información. Así opina Rosario Vendón, que pide se «deje ya a los hosteleros. Se están ganando la vida sin hacerle daño a nadie. 'Que no puedo pasar por aquí, pues paso por otro lado'. Ya estamos de un tiquismiquis impresionante. Seguro que alguna vez todos ustedes se han sentado en algún velador en Sevilla».