Sevilla tiene dos de los 50 radares que más multan en España
Sevilla tiene dos de los 50 radares que más multan en España - ABC
Tráfico

Sevilla tiene dos de los 50 radares que más multan en España

Tráfico sanciona cada día a 67 conductores en los puntos kilómetros 29,1 de la A-92 (Arahal) y 484,2 de la A-92 (La Campana)

SevillaActualizado:

Un informe de Tráfico revela que la provincia de Sevilla cuenta con dos de los 50 radares fijos que menos se respetan en España y que por tanto más multan ponen. Esos radares «cazan» cada día a 67 conductores que superan la velocidad autorizada.

Se encuentran en el punto kilométrico 29,100 de la A-92, a la altura de Arahal, que en 2017 generó 15.745 denuncias, y en el punto kilométrico 484,200 de la A-4, a la altura del muncipio de La Campana, con 8.795 denuncias en el mismo periodo.

En cuanto a las sanciones abonadas en vía ejecutiva, corresponden en su mayoría a multas por exceso de velocidad a partir de radares fijos, un 47,57%; y las referidas a ausencias de ITV o circulación con ITV desfavorable, un 20,80%.

El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Sánchez Toscano, ha asegurado que el cumplimiento de las normas de tráfico y de los límites de velocidad «son la base imprescindible para lograr una reducción de las infracciones y, como consecuencia de ello, de las correspondientes sanciones».

Período voluntario de pago

Por otra parte, Tráfico ha informado que el 65,3% de los sevillanos abona el importe de las sanciones impuestas por la Dirección General de Tráfico en el periodo voluntario. Es decir, en el plazo de 20 días naturales desde que la denuncia es notificada, periodo en el que el importe de la sanción se reduce en un 50%. Entre 2015 y 2017, Tráfico recaudó en la provincia de Sevilla 45,8 millones de euros por sanciones.

El informe, que analiza el procedimiento de pago de los últimos ejercicios cerrados, 2015, 2016 y 2017, muestra que en 2015 fueron un 66,55% (175.368) las sanciones abonadas en periodo voluntario; un 64,74% (141.641) en 2016 y un 64,71% (141.351) en 2017.

Por vía ejecutiva fueron abonadas una media de un 11,85% de las sanciones en este periodo: un 12,69% (33.442) en 2015; un 11,43% (24.997) en 2016, y un 11,43% (12.207) en 2017.

Entre 2015 y 2017, los ingresos por sanciones en la provincia ascendieron a 45.8 millones de euros (hasta octubre de 2017), de las que 355.370 euros correspondieron a sanciones por exceso de velocidad captada con radares fijos.

Por otro lado, cada anualidad se cierra con sanciones no abonadas cuyos procedimientos pasan a ejercicios posteriores. Se trata de deudas en tramitación, en su mayor parte en vía ejecutiva, contando con que los ciudadanos disponen de la posibilidad de presentar alegaciones y recursos a los expedientes sancionadores tramitados por la DGT.