La Torre de Don Fadrique recibirá visitas a partir de 2021
La Torre de Don Fadrique recibirá visitas a partir de 2021 - J. M. R.

SevillaLa Torre de Don Fadrique y su entorno estarán restaurados a finales de 2020

La Comisión de Patrimonio ha aprobado este miércoles el proyecto de rehabilitación, cuyo coste será de algo más de un millón

El monumento será visitable con guía para grupos de menos de diez personas

SevillaActualizado:

La restauración de la Torre de Don Fadrique ha dado ya el paso definitivo llevarla a cabo después de décadas de abandono. La Comisión Provincial de Patrimonio ha aprobado este miércoles el proyecto de rehabilitación redactado por la Gerencia de Urbanismo, cuyo coste será de 1.092.261 euros, financiados en un 45 por ciento por el Ministerio de Fomento y el otro 55 por ciento por el Ayuntamiento, que afrontará un pago de 600.743 euros.

Según ha informado este miércoles el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, la rehabilitación de la torre y su entorno serán una realidad a finales de 2020 o principios de 2021. El proyecto contempla, además de la subsanación de las patologías que presenta este Monumento Nacional, su adaptación para las visitas. «Se podrá acceder en grupos inferiores a las diez personas, dado su tamaño, y con un guía», ha señalado la arquitecto de la Gerencia Carmen Hernández, encargada del proyecto. Así, se dotará a este emblema de Don Fadrique de un contenido expositivo aún no definido pero que, en cualquier caso, estará asociado a su contexto histórico, ya que más que como vigía defensiva, sirvió para el uso recreativo, más concretamente para la caza, a la que era aficionado el infante que la levantó.

Imagen cenital de la manzana del convento de Santa Clara
Imagen cenital de la manzana del convento de Santa Clara - ABC

La licitación de las obras se realizará en cuanto el Ministerio dé el permiso definitivo, previsto para el último trimestre del año, mientras que el plazo de ejecución de los trabajos es de ocho meses. La intervención se plantea sobre tres ejes: el primero será la propia torre, mientras que los otros dos comprenderán la portada de Maese Rodrigo -que se habilitará como nuevo acceso- y los jardines que en su día diseño el arquitecto Talavera, a principios del siglo XX, cuando las monjas de Santa Clara cedieron este espacio al Consistorio.

Estado del exterior de la Tore de Don Fadrique
Estado del exterior de la Tore de Don Fadrique - ABC

La recuperación de un símbolo

La Torre de Don Fadrique es una construcción de planta cuadrada, de 7,70 metros de lado, con tres plantas de altura y azotea almenada con portada de estilo románico, basamento de sillares y el resto de fábrica de ladrillo. Entre las patologías detectadas, se encuentra la presencia de depósitos superficiales y microorganismos que han hecho empeorar su ya de por sí mal estado de conservación, a lo que se le suman los actos vandálicos sufridos como grafitis.

Estado en el que se encuentra la cubierta de la Torre de Don Fadrique
Estado en el que se encuentra la cubierta de la Torre de Don Fadrique - ABC

Sobre el monumento se hará una limpieza generalizada del interior, con fumigación. Se revisará la instalación eléctrica para adecuarla a la nueva normativa y una iluminación adecuada. La cubierta se limpiará y se revisará.

En cuanto a las ventanas, se sustituirán las carpinterías que haya que cambiar por su deterioro y, las restantes se restaurarán reponiéndoles los elementos que estén deteriorados. En los huecos que tiene la torre, se colocarán elementos que impidan la entrada de palomas, cuyos excrementos han dejado prácticamente inaccesible la parte alta.

Interior de la Torre Don Fadrique, con protecciones para que no entren las palomas
Interior de la Torre Don Fadrique, con protecciones para que no entren las palomas - ABC

Los paramentos de ladrillo y la piedra, por su parte, se limpiarán y consolidarán, afianzando las cornisas y elementos ornamentales que estén en peligro de desprendimiento. Por último, se aplicará un tratamiento herbicida para impedir la colonización de especies vegetales.

La restauración de la portada

Dentro del proyecto de rehabilitación de la Torre de Don Fadrique y su entorno se encuentra la recuperación de la portada de Maese Rodrigo. Este acceso de estilo tardo-gótico fue trasladado a este punto desde el antiguo colegio de Santa María de Jesús en la Puerta de Jerez -demolido antes de la Exposición Iberoamericana de 1929- para que sirviera de acceso al compás del convento.

El estado de conservación es deficiente, tanto que es el único elemento que necesitará una actuación a nivel estructural, ya que la cubierta se arruinó hace unos años y, como parche, se le puso un techo de chapa que es el que actualmente tiene. Así, se desmontará la cubierta actual, se reparará la bóveda y se ejecutará una estructura de madera similar a la original.

Estado en el que se encuentra la portada de Maese Rodrigo
Estado en el que se encuentra la portada de Maese Rodrigo - ABC

Por otra parte, se retirarán los revestimientos que están disgregados o en riesgo de derrumbe, así como los metálicos que hayan perdido su función original. Entre otras acciones, se limpiará la piedra de la portada. La cancela se lijará y se tratará adecuadamente para su protección.

Los jardines

Vegetación descontrolada en los jardines
Vegetación descontrolada en los jardines - ABC

El otro espacio sobre el que se desarrollarán estos trabajos serán los jardines diseñados por Talavera. El arquitecto regionalista construyó una alberca para que se llegara al punto original de la base de la torre. Ahora, esta zona de alrededor se encuentra llena de vegetación descontrolada. Por ello, se limpiará todo el entorno, incluidos las escaleras, los muros de contención y el pretil de la alberca central.

Asimismo, se podará y se desbrozarán los parterres. Entre las acciones previstas se incluye también el picado de los paramentos verticales y una limpieza de los muros de ladrillo que conforman el perímetro del jardín, que verá consolidado su estructura para evitar desprendimientos, y se restaurarán las carpinterías y ornamentos. Este perímetro separa este espacio de un solar privado sobre el que en este momento se están desarrollando obras.

El proyecto de rehabilitación de Santa Clara se ha presentado al Programa 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, y ha resultado elegido, al igual que ha ocurrido con la muralla de la Macarena, cuya restauración también está previsto que concluya a final del año que viene.

En total, desde que el Ayuntamiento comenzó con la rehabilitación de los diferentes espacios del convento de Santa Clara, se han invertido 8 millones de euros, sin contar el millón que está presupuestado para las próximas obras.

Muñoz ha afirmado que se trata de un proyecto «largamente esperado» y que tendrá «próximamente» la licitación de la Gerencia de Urbanismo. El delegado ha explicado que conseguir estos fondos de Fomento «no cae del cielo» y que, para ello, es necesario «trabajarlo, redactar un buen proyecto, defenderlo y colgarlo en la ventanilla correspondiente, como han hecho nuestros técnicos». En este sentido, ha recordado que, más allá de la muralla de la Macarena, «habría que irse muy atrás para encontrar otro proyecto presentado por el Ayuntamiento en una convocatoria similar».

Así, ha hecho hincapié en que «no vamos a desaprovechar las oportunidades» que se presenten para hacer lo propio con el numeroso inventario patrimonial que tiene Sevilla.