El hombre, natural de Morón de la Frontera, trabajaba en un hotel distinto al que encontró la muerte
El hombre, natural de Morón de la Frontera, trabajaba en un hotel distinto al que encontró la muerte

El sevillano encontrado muerto en la piscina de un hotel en Ibiza no murió ahogado

Los resultados de la autopsia determinarán si el hombre, de 33 años, consumió algún tipo de sustancia

SevillaActualizado:

El varón de 33 años natural de Morón de la Frontera (Sevilla) cuyo cadáver fue descubierto la madrugada del pasado martes en la piscina de un hotel de Santa Eulalia del Río (Ibiza) no falleció ahogado, según ha informado a Europa Press la Guardia Civil.

Según ha explicado el Instituto armado, tras practicársele la autopsia al cadáver, se está a la espera de los resultados que determinen si esta persona consumió algún tipo de sustancia que pudiera haber provocado su muerte.

Y es que según las pesquisas policiales, el fallecido trabajaba en un hotel de la zona distinto al que ha sido escenario de los hechos, un establecimiento este último ubicado en la avenida Punta Arabí de Es Canar y al que habría accedido de madrugada, saltando el cerramiento del mismo para después lanzarse a la piscina del recinto pese a no ser cliente del mismo.

El individuo, según la Guardia Civil, se habría arrojado hasta en tres ocasiones al agua, toda vez que tras la tercera ocasión, y ya sobre las 06,30 horas de la madrugada del martes, los empleados habrían descubierto el cuerpo de este hombre en el agua de la piscina.

Así, pesar de que efectivos sanitarios y la Policía Local le practicaron labores de reanimación durante más de una hora, no fue posible salvar su vida, toda vez que según informaban a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, antes de los acontecimientos este hombre había estado con su pareja sentimental, cuya identidad no ha trascendido.