Lourdes Sivianes
Lourdes Sivianes - Raúl Doblado
ENTREVISTA

«Si eres un buen abogado o profesional, da igual que seas hombre y mujer»

Lourdes Sivianes, primera doctora española en Derecho Eclesiástico, dice que la sensibilidad, la capacidad de comunicación o la empatía no son cualidades exclusivamente femeninas: «Hay hombres que las tienen y mujeres que no»

«El cibersexo y la adicción a redes sociales pueden ser causa de nulidad matrimonial»

«Los abogados podríamos ahorrar mucho sufrimiento a nuestros clientes, si quisiéramos»

Jesús Álvarez
SevillaActualizado:

En 2004 la abogada Lourdes Sivianes se convirtió en la primera mujer doctora en Derecho Eclesiástico. Experta en mediación, profesora universitaria e investigadora, ha sido fichada por el bufete Cremades-Calvo Sotelo en Sevilla para abrir una nueva área jurídica orientada al asesoramiento y la resolución de conflictos con instituciones religiosas.

Buena parte de su sociedad civil de Sevilla se articula en torno a las hermandades. ¿Hay mucho campo jurídico en las cofradías?

Estamos empezando pero le puedo decir que hemos hecho ya informes sobre aspectos concretos de hermandades y ayudaremos en todo lo que podamos. El Palacio Arzobispal tiene de todas formas su propio departamento jurídico de hermandades y cofradías.

¿Ser mujer ha sido un hándicap para su carrera profesional?

No. El trabajo se acaba reconociendo y si tú eres buen abogado o profesional, da igual que seas hombre o mujer. Creo que es mejor hablar de personas y profesionales en lugar de mujeres y hombres. Las empresas suelen reconocer en las mujeres una especial sensibilidad y empatía para trabajar en equipo pero he conocido muchos hombres que también la tenían y mujeres que, sin embargo, no. Inteligencia emocional y capacidad de comunicación son otras cualidades que suelen reconocérsele a las mujeres pero he conocido muchos hombres con ellas y algunas mujeres que no.

O sea, que eso del «heteropatriarcado» no lo ve usted...

Si eres un buen profesional y estás preparado, el género no importa. Yo nunca he tenido ningún problema.

El amor y el respeto a las ley debe de ser consustancial al ejercicio de la abogacía. ¿Han perdido prestigio en España?

Yo creo que es fundamental, pero no sólo para cualquier abogado sino para cualquier ciudadano. Cuando escucho que la democracia está por delante de la ley, se está diciendo algo que no es cierto porque ambas cosas van de la mano. Democracia significa poder del pueblo. El poder lo tiene el pueblo a través del sufragio universal y esos representantes legales son los encargados de hacer las leyes.

¿Esos representantes necesitarían buenos abogados para hacerlas?

Es muy importante que esos representantes tengan una buena formación jurídica y sean capaces de hacer leyes equilibradas. Cuando las leyes son equilibrados, producen efectos positivos.

¿Ahora no se están haciendo leyes equilibradas?

Es fundamental que las leyes tengan no sólo calidad técnica sino calidad humana. La formación en valores es muy importante para cualquier abogado.