Mario Soares lee un ejemplar de ABC junto la periodista Pilar del Río. Díaz Japón

Soares: «La democracia portuguesa fue más traumática que la española»

El ex presidente de la República de Portugal, Mario Soares, comparó ayer la Transición española con la del país luso durante la inauguración del curso «Memoria de la transición democrática en Andalucía» celebrado en la Universidad Internacional de Andalucía. Según Soares, ambas etapas fueron paralelas, pero diferentes, pues «en Portugal la democracia llegó tras un golpe revolucionario».

SEVILLA. Alberto García Reyes
Actualizado:

La Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) inauguró ayer el curso «Memoria de la transición democrática en Andalucía», a través del cual analizará esta semana los pormenores de aquella etapa histórica en la voz de importantes periodistas, políticos y personalidades de la literatura. No en vano, para la inauguración se contó con la presencia del ex presidente de la República de Portugal, Mario Soares, el embajador de España ante la Unesco, Raúl Morodo, y el premio Nobel de literatura José Saramago.

En líneas generales Soares comparó los procesos de entrada en la democracia tanto de España como de Portugal para llegar a la conclusión de que fueron situaciones paralelas, «pero muy diferentes, ya que en mi país la democracia llegó tras un golpe revolucionario, y en España el proceso fue mucho menos traumático».

El ex presidente de Portugal confesó, en cambio, que siempre estuvo muy interesado por el socialismo español, «con mucha más tradición que el portugués, ya que aquí esta ideología procede de Pablo Iglesias», y narró cómo fueron sus primeros contactos con «un tal Isidoro que luego resultó ser Felipe González». Asimismo, Soares también desveló sus «buenas relaciones con el Partido Comunista español» antes de recordar que una gran convergencia entre la historia de ambos países se da con «la primera dictadura que hubo en Portugal, que fue precursora de la de Primo de Rivera».

En cuanto al reciente ataque terrorista contra los Estados Unidos, el ex presidente indicó que «la respuesta es legítima, pero hay que conocer primero el rostro del enemigo».

JOSÉ SARAMAGO

Por su parte, José Saramago también se pronunció en torno a los atentados de Nueva York y Washington, problema sobre el que reflexionó en voz alta: «Respuesta tiene que haber, pero el señor Bush no puede decir que se trata de una guerra. ¿Contra quién es esa guerra? ¿Quién ha sido el autor de los atentados? Se dice que el responsable está en Afganistán, pero no hay pruebas, sólo se sabe que puede ser Bin Laden. Si la respuesta no se hace con criterio entraremos en el reino de la arbitrariedad, porque estaremos globalizando lo que hasta ahora ha hecho Israel: asesinatos selectivos, terrorismo de Estado. Y yo creo que al terrorismo no hay que combatirlo con terrorismo, sino con la ley».