Emilio Carrillo, en una imagen de archivo. ABC

Sorpresa en Isla Mágica al presentar Emilio Carrillo unas cifras «hinchadas» de la deuda

Las declaraciones a ABC del nuevo presidente del Isla Mágica, Emilio Carrillo, en las que elevaba la deuda del parque a 11.000 millones han causado sorpresa en el seno del parque, ya que computa diversos conceptos que no se incluyen en el débito que negocia el parque, de 8.000 millones de pesetas. Fuentes cercanas a Isla Mágica resaltaron el malestar entre dirigentes del parque por la interpretación al alza de la deuda por el presidente.

SEVILLA. ABC
Actualizado:

El recién elegido presidente de Isla Mágica aludía a nuevos datos que situaban la deuda de la entidad en 11.000 millones de pesetas, en lugar de los 8.000 millones que se han barajado hasta ahora. Estas declaraciones han sorprendido en el seno del parque, cuyo equipo ejecutivo continúa siendo el mismo que estababajo la presidencia de Moreno de la Cova, ya que Emilio Carrillo computa cifras de intereses, canon y proveedores que nunca se han incluido en la deuda actualmente bajo negociación y de cuya refinanciación depende el futuro del parque.

Según fuentes ligadas al parque consultadas ayer por ABC, ha sorprendido que el nuevo presidente se refierese «como si fuesen datos nuevos» a unas cifras incluidas en el cierre del ejercicio y en la auditoria realizada. En este sentido, asombra que Emilio Carrillo insinúe que ha descubierto deuda que no se había hecho pública, cuando «estas cifras están en los balances de cada ejercicio, a los que él ha tenido acceso como miembro del consejo de administración por parte del Ayuntamiento».

En este sentido, las citadas fuentes consideran «insólito» que el nuevo presidente vincule a los acreedores a corto plazo con la deuda que se trata de refinanciar, cuando «nunca se han mezclado estos conceptos».

En este sentido, otra fuente vinculada al parque señaló que «parece que el nuevo presidente tiene interés en presentar una imagen negativa de Isla Mágica en un momento clave para su futuro».

La deuda de Isla Mágica a largo plazo asciende a 8.000 millones de pesetas, y actualmente se negocia con los principales acreedores -un crédito sindicado liderado por el BBVA- una quita cercana al ochenta por ciento de la deuda. «Los bancos deben acceder a materializar esta fórmula no sólo por el bien de Isla Mágica, sino por el de ellos mismos, ya que, de no ser así, el parque se hundirá y no cobrarán nada», afirmó a ABC Emilio Carrillo, quien compatibiliza la presidencia del parque con la Delegación de Economía en el Ayuntamiento.

En paralelo con esta negociación bancaria el Ayuntamiento abrió una negociación con dos empresas interesadas en adquirir el parque temático. Estas empresas son Parques Reunidos y Aspro Ocio, ambas de capital español y líderes en el sector del ocio, ya que Parques Reunidos tiene catorce parques por toda España -entre ellos el sevillano de Guadalpark- , al igual que Aspro Ocio, que también gestionan recintos en Reino Unido, Portugal y Francia.

El plan municipal pasaba por cerra la venta del parque antes de la pasada edición de Fitur, donde el alcalde pretendía anunciar la nueva etapa de Isla Mágica. No obstante, las condiciones que se estaban negociando desde el Ayuntamiento no pudieron concretarse, e incluso desde las Cajas -que poseen más del 72 por ciento de las acciones- se criticó la mediación del ex presidente del parque Alfonso Seone.