Suciedad en la calle Asunción
Suciedad en la calle Asunción - Manuel Gómez
Falta de limpieza

Suciedad, contenedores saturados y excrementos de perro por las calles de Sevilla

Macarena, Triana, el Centro o Los Remedios copan las quejas de falta de limpieza pese a que Lipasam insiste en que ha redoblado esfuerzos

SevillaActualizado:

Que Sevilla está sucia es algo evidente. Sólo hay que darse una vuelta por la ciudad para comprobar que en las calles los papeles, colillas, excrementos de perros y suciedad es habitual. Si eso se une a que en muchas zonas escasean contenedores y papeleras, ya es algo cotidiano ver bolsas de basura acumuladas a diario junto a unos contenedores rebosantes. Con ese panorama es normal que en las redes sociales se lean tuits con fotografías de montones de suciedad acumulada o incluso vídeos de ratas paseándose por los contenedores y otras zonas, sobre todo en los parques.

¿Cuáles son las zonas más conflictivas de la ciudad? En general, la falta de limpieza es algo común en las quejas de lo que los vecinos, como evidenció la reciente encuesta publicada por ABC que reflejaba que la suciedad era la segunda preocupación de los sevillanos tras el paro.Pese a que Lipasam insiste en que ha reforzado el personal con cerca de 2.000 contrataciones temporales durante 2018, en algunos distritos el problema es endémico.

La Macarena es uno de los puntos flacos. Un distrito en que la falta de suciedad también está directamente relacionada con la cantidad de albergues y centros para personas sin recursos que hay concentrados. Macarena Díez, presidenta de la asociación de vecinos y comerciantes, asegura que las calles Esperanza, Perafán de Ribera, Buero Vallejo y, en general, las que rodean el Parlamento de Andalucía o el entorno de la basílica están muy sucias. «Están llenas de desechos orgánicos, jeringuillas y en general basura», denuncia. Díez insiste en que los vecinos procuran sacar la basura en los horarios establecidos y que, cuando llaman a Lipasam siempre acude. Pero el problema vuelve.

Contenedores hasta arriba

Zona de la Ronda de los Tejares
Zona de la Ronda de los Tejares - Rocío Ruz

En el centro de la ciudad, una de las zonas con más problemas es el entorno de la plaza de San Román y las calles colindantes. Unas vías donde según Paco Amador, uno de los residentes más «cañeros» en redes sociales, asegura que el punto flaco es la recogida de basuras y la carencia de contenedores. «Un día sí y el otro también los contenedores están hasta arriba y la basura sobrepasa las tapas», dice quejándose también de que no hay todos los modelos de contenedores de reciclaje. Cuando protesta, el Ayuntamiento le responde anunciando que ordenará limpiar. Pero a los poco días, se repite la situación. Y, aunque en invierno, el frío hace la situación mas soportable, en verano «el hedor es horrible».

Algo que ocurre igualmente en la zona de Doña María Coronel, Bustos Tavera o Santa Ángela de la Cruz. Unas calles estrechas donde se saturan los contenedores y, como las aceras son estrechas, se hacen intransitables.

En Los Remedios no son ajenos al problema que, en su caso, se ve agravado por la botellona juvenil que se instala los fines de semana en algunas de las zonas del barrio. José María Cañizares, presidente de los vecinos, asegura que las suciedad y la falta de contenedores es la principal queja que les llega a la asociación que preside.

Tampoco se escapa a esa falta de limpieza Triana. Sobre todo las zonas del parque del Turruñuelo, la Ronda de Triana o la avenida de Los Tejares. Una de las vecinas, que baja cada tarde al parque, asegura que la fuente sirve de lavadora para la ropa de los sintecho que proliferan por la zona y que también «hacen sus necesidades», lo que se suma a la basura amontonada.

Y en Nervión ocurre algo parecido. Algunos vecinos se quejan de la calle Marqués de Nervión por la plaza de Las Palmeritas y parte de Eduardo Dato, está llena de suciedad y de hojas secas que no recogen. Ocurre pese a que, según Lipasam, calles y plazas son evaluadas cada quince días por la empresa y la valoración ha mejorado. Y también a que durante 2018 mantuvieron 49 reuniones de trabajo con más de 60 entidades vecinales y a las reiteradas campañas por una ciudad más limpia. Sevilla aún no lo está.

El PP insiste en que hay ratas

La concejal del PP, Evelia Rincón, cree que el problema de la limpieza «se repite en todos y cada uno de los barrios» porque ha disminuido la frecuencia de los servicios de limpieza. Es una queja que le transmiten diariamente cuando acude a los barrios. Y un problema que, a juicio del PP, «conoce perfectamente» el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, que «no es capaz de solucionarlo ni toma medidas. Según Rincón, lo que debe hacer el alcalde es un plan de limpieza en todos lo barrios que sea dialogado con los vecinos. El PP «invita» a Espadas a que visite algunos barrios y vea la suciedad. Un problema al que se une las averías de algunos contenedores, la reducción de servicios o la falta de camiones nuevos. Según el PP,hay puntos negros por toda la ciudad y cada vez mas ratas por la calle.