Ana Pastor y Juan Ignacio Zoido, con los planos de San Nicolás Oeste tras aprobarse su desarrollo en 2013
Ana Pastor y Juan Ignacio Zoido, con los planos de San Nicolás Oeste tras aprobarse su desarrollo en 2013 - Raúl Doblado

El Supremo anula el crecimiento urbanístico de Sevilla hacia el aeropuerto

El plan parcial que aprobó Zoido para desarrollar los terrenos de San Nicolás Oeste, donde iba el nuevo Ikea, es «contrario al ordenamiento jurídico»

SevillaActualizado:

El plan de desarrollo urbanístico de los terrenos de San Nicolás Oeste, situados junto al aeropuerto de San Pablo, que aprobó Juan Ignacio Zoido en 2013 para la expansión de la ciudad por esa zona ha sido radicalmente tumbado por el Tribunal Supremo, por lo que el proyecto no puede seguir adelante a pesar de que gran parte de las parcelas están ya en proceso de urbanización. La Sala de lo Contencioso Administrativo de la Sección Quinta del Supremo emitió una sentencia el pasado 4 de octubre, a la que ha tenido acceso ABC, en la que declara la «nulidad» del plan parcial de San Nicolás Oeste «por ser contrario al ordenamiento jurídico», ya que este plan nunca incluyó el informe económico obligatorio para llevarse a cabo. El fallo indica que las partes reconocen «abiertamente que el plan parcial no contiene un estudio de sostenibilidad económica», aspecto que había denunciado un particular y que rechazó el TSJA, declarando válido el proyecto urbanístico, porque no lo consideraba preceptivo. El Supremo, en cambio, no comparte esta postura y ha decidido tumbar todo el proceso, que vuelve a su punto de origen.

Esta decisión tiene unas consecuencias económicas muy perjudiciales para el Ayuntamiento de Sevilla, ya que el desarrollo de los suelos estaba en marcha y ahora tendrá que paralizarse. Desde hace un año, Urbanismo está tramitando toda la reparcelación de esos terrenos, que contaban con unos equipamientos en el plan parcial ahora anulado de 19.000 metros cuadrados para instalaciones deportivas, 39.000 para un centro comercial —ahí estaba prevista la segunda tienda de Ikea en Sevilla— y 6.000 para un colegio que daría servicio a Valdezorras. En total, se iban a desarrollar 143 hectáreas con un presupuesto de 38 millones de euros y ya se había ejecutado una parte importante del viario previsto.

Pero la sentencia supone un freno, sobre todo, a los planes que el Ministerio de Fomento tenía en esa zona de la ciudad, como el enlace entre la Ronda Supernorte, la Autovía A-4 y la carretera A-8008, cuya redacción ya estaba culminada después del acuerdo que firmó en 2015 la entonces ministra Ana Pastor con el que era alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido. Fomento también había aprobado ya todo el proyecto de reparcelación, de manera que San Nicolás Oeste iba a convertirse en una de las zonas comerciales y deportivas de Sevilla en los próximos meses.

Fuentes municipales aseguraron ayer a ABC que el departamento jurídico está estudiando la sentencia para decidir las actuaciones que se llevarán a cabo a partir de ahora con la idea de minimizar el impacto económico de este varapalo judicial.