Un grupo de taxistas acuden a los juzgados para declarar por el boicot al mitin de Susana Díaz
Un grupo de taxistas acuden a los juzgados para declarar por el boicot al mitin de Susana Díaz - EFE
En San Juan de Aznalfarache

Los taxistas desvinculan la suspensión del mitin de Susana Díaz de las protestas

La juez señala que «empujaron e insultaron» a la gente que intentaba entrar en el acto

SevillaActualizado:

La juez de Instrucción número uno de Sevilla había citado este martes a los ocho taxistas investigados por boicotear el mitin que tenía previsto dar la expresidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, el 22 de noviembre de 2018, en plena campaña electoral en Andalucía, en San Juan de Aznalfarache. Si bien, todos se han acogido a su derecho a no declarar, desvinculando la suspensión del acto de las protestas, así como negando cualquier uso de la violencia en sus acciones, según ha trasladado a los medios el abogado de los acusados.

El letrado defensor, Simón Fernández, ha explicado que se han acogido a su derecho a no declarar porque nada nuevo había que aportar a lo declarado ya en su día por estos ocho investigados, entre los que se encuentra el actual presidente de la Asociación Hispalense Solidaridad del Taxi, Antonio Velarde. Otros también se encuentran acusados en la macrocausa que investiga a esta asociación como organización criminal y por los incidentes en la parada del aeropuerto de Sevilla.

Los ochos taxistas son investigados por un delito electoral, en concreto, por haber «obstaculizado la celebración del acto electoral la noche del 22 de noviembre en el Teatro Romero San Juan de la localidad sevillana, empujando e insultando a la gente que intentaba acceder a dicho mitin y que finalmente tuvo que ser suspendido».

No obstante, según la defensa, el delito electoral se descarta desde el momento en el que los dos organizadores y denunciantes, entre ellos el secretario de Organización del PSOE de Sevilla, José Muñoz, han reconocido en sus declaraciones que «pudieron celebrar el acto y que la causa final de no haberlo hecho fue que el personal de mantenimiento del teatro no encontraba las llaves de la puerta por la que habitualmente entran los artistas o protagonistas de los eventos que allí se desarrollan y por la que estaba previsto el acceso de Susana Díaz».

Así, en cuanto tenga la posibilidad de hacerlo, el abogado interesará el archivo de la causa. Si hubo una actitud coactiva en San Juan de Aznalfarache, el propio PSOE-A organizó una protesta en las puertas del Parlamento de Andalucía en el pleno en el que se votó a Juanma Moreno como presidente. «¿Era coactiva esa protesta?», se ha preguntado el abogado, que ha negado el uso de la violencia, que no ha quedado probado.

Investigados por descarte

Aunque inicialmente se haya apuntado a la existencia de doce personas investigadas en la causa, finalmente son ocho los acusados. Y es que tras dos selecciones de personas que pudieron participar en los hechos, elaboradas por la Policía Nacional, en una última selección sólo han señalado a ocho personas de las más de cien que había en las manifestaciones y «sin criterio alguno, sólo por haber tenido relación con incidentes anteriores con vehículos VTC».

Ante esta tesitura, el abogado ha adelantado que pedirá la práctica de diligencias en la causa, en la que está personada el PSOE de Sevilla, para escuchar a más personas de las que estuvieron allí y que han sido excluidas de la investigación. «Podrán decir algo».

Si la causa de la no celebración y suspensión del acto es que Susana Díaz y otros dirigentes políticos no tuvieron acceso por la puerta habitual de los protagonistas de los espectáculos que acoge el teatro, «no tiene sentido imputar coacción a quienes permitieron la entrada a todos los asistentes y que el recinto se llenara».

Los organizadores mantienen que hubo coacción, violencia y tensión que impidió celebrar el mitin, pero reconocen que pudieron celebrarlo si no hubiese sido por tener la llave. Tampoco hubo problemas de seguridad porque la Policía Nacional y Policía Local no levantaron atestados por incidentes ni altercados, según el abogado.