Dos turistas alivian el fuerte calor de Sevilla con unos abanicos
Dos turistas alivian el fuerte calor de Sevilla con unos abanicos - Juan José Úbeda

El tiempo en SevillaAviso amarillo este jueves en Sevilla por calor, con temperaturas que rozarán los 40 grados

La peor parte se la llevarán las provincias de Córdoba y Jaén, donde se activará el aviso naranja; en apenas dos días la capital hispalense registrará una bajada de 11 grados

SevillaActualizado:

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé activar este jueves día 11 de julio aviso de nivel naranja (riesgo importante) por temperaturas máximas superiores a 40 grados en puntos de las provincias de Córdoba y Jaén. En buena parte de la provincia de Sevilla el aviso será amarillo.

En concreto, la Aemet prevé activar dichos avisos de nivel naranja en la Campiña cordobesa y en las comarcas jiennenses de Cazorla y Segura, Morena y Condado y el Valle del Guadalquivir, entre las 12,00 y las 21,00 horas de este jueves, por temperaturas máximas que pueden ser hasta de 41 grados, según ha informado el servicio de Emergencias 112 Andalucía en un comunicado.

Por otro lado, el servicio meteorológico tiene previsto activar también el aviso de nivel amarillo (riesgo) por temperaturas máximas de 39 grados en la Sierra y Pedroches y en la Subbética cordobesa, a partir de las 12,00 y hasta las 21,00 horas, y, en la provincia de Jaén y en la misma franja horaria, en la capital y Montes.

Además, el calor estará presente también en otros puntos de la comunidad andaluza, en los que la Aemet activará igualmente los avisos amarillos entre las 12,00 y las 21,00 horas. Es el caso de las comarcas onubenses del Andévalo, El Condado y Aracena; la Campiña y la Sierra Norte de Sevilla; la Cuenca del Genil, en Granada, por máximas de hasta 39 grados, y, entre las 11,00 y las 20,00 horas, en el Poniente y la capital almeriense, donde los termómetros podrían marcar hasta 36 grados.

En el caso de la provincia de Sevilla, el aviso amarillo desaparecerá por completo el viernes, al producirse un descenso acusado de temperaturas. De los 39 grados previstos para la jornada del jueves, se pasará a los 34 del día siguiente. Aunque la bajada más notable se notará el sábado, cuando los termómetros se desplomen hasta los 28 grados de máxima. Esto es, en apenas dos días, la capital hispalense registrará un bajón de hasta 11 grados de temperatura.

Recomendaciones ante el calor

Ante las altas temperaturas previstas, el servicio de Emergencias 112 Andalucía ofrece una serie de recomendaciones a la ciudadanía para prevenir y evitar conductas y situaciones de riesgos.

Así, desde el 112 explican que la ropa ligera, de colores claros y de tejidos frescos es la más idónea a la hora de salir a la calle, sin olvidar la crema solar, las gafas de sol -siempre homologadas- y sombrero o gorra para proteger la cabeza.

Siempre que sea posible, es preferible no salir a la calle en las horas centrales del día, ni hacer esfuerzos o deporte en esa franja y, en cualquier caso, evitar la exposición directa al sol, añaden desde el 112.

Asimismo, este servicio subraya que la hidratación es fundamental, de forma que hay que beber agua, aunque no se tenga sed, y evitar las bebidas alcohólicas que, lejos de refrescar, causan en el organismo el efecto contrario.

El segmento de población más sensible a las altas temperaturas es el formado por los niños, los mayores y los enfermos crónicos, por lo que se les debe prestar una atención especial y procurar que se refresquen y se mantengan bien hidratados, según inciden desde este servicio de emergencias.

Asimismo, se recomienda que la ventilación de la casa se realice por la mañana temprano o a última hora de la tarde, cuando el aire es más fresco, de forma que las ventanas, cortinas y persianas más expuestas al sol deben permanecer cerradas en las horas de más calor y, siempre que se tenga, usar el ventilador o el aire acondicionado. Si no se dispone de ningún aparato que refresque la estancia en la que se está, «lo mejor es permanecer en la habitación más fresca de la casa», según el 112.

Por otro lado, la alimentación más recomendable es la basada en comidas frescas y ligeras, como frutas, verduras o legumbres cocinadas en frío, y se insta a vigilar «muy especialmente» la conservación de los alimentos que precisan refrigeración y no interrumpir la cadena de frío.